Activo corriente

«Aquel activo que tiene la capacidad de convertirse en dinero (liquidez) en un periodo menor a un año.»

¿Qué es un activo corriente?

Antes de definir lo que es un activo corriente, debemos conocer lo que es un activo. Un activo es todo derecho, bien o propiedad que posee una empresa o persona natural, del cual puede obtener beneficios y puede ser convertido para convertirse en liquidez.

Un activo corriente, también conocido como activo circulante, es aquel activo que tiene la capacidad de convertirse en dinero (liquidez) en un periodo menor a un año.

El activo corriente de una empresa es importante ya que representa la cantidad de liquidez de la que puede disponer la empresa en el corto plazo. Disponer de liquidez es importante para que la empresa pueda cumplir con sus pagos o situaciones imprevistas que requieran pagos.

Tipos de activos corriente

Los activos corrientes se clasifican en función de su naturaleza y grado de liquidez:

  1. Activo corriente disponible: Corresponde al dinero disponible en la caja de la empresa. Ya sea en efectivo, banco, depósitos, etc.
  2. Activo corriente exigible: Corresponde a los derechos a cobrar en un corto plazo.
  3. Activo corriente realizable: Hace referencia al stock, mercancía disponible e inventario disponible para la comercialización que posee una organización.

Ejemplos del activo corriente

Entre los principales activos corrientes y más utilizados encontramos los siguientes ejemplos:

  1. Efectivo y dinero depositado en el banco: Es el activo corriente con mayor liquidez ya que es dinero líquido. El ejemplo es la caja chica y la cuenta bancaria
  2. Cuentas por cobrar: Estas deben ser exigibles en un periodo menor a un año, son cuentas que otras empresas o personas naturales deben pagar.
  3. Inventarios: Es la mercancía en stock que posee la empresa y que pueden ser liquidados para convertirse en liquidez.
  4. Inversiones: Aquellas que se realicen en el corto plazo con la intención de mantener una ganancia, tales como letras o bonos.
  5. Otros activos no financieros: Tales como los intereses prepagados, anticipos y más que puedan ser convertidos en liquidez fácilmente.
  6. Retenciones de impuestos: Retención de ISLR o IVA realizado por clientes.
Citar contenido:
Activo corriente. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/activo-corriente/).