Activos intangibles

Bienes que no pueden ser percibidos físicamente.

¿Qué es un activo intangible?

Los activos intangibles son aquellos activos de una compañía cuya característica principal es que no pueden ser percibidos físicamente, pero, aunque no se pueden ver ni tocar por su naturaleza inmaterial, igualmente aportan un determinado valor a la empresa.

Son considerados activos, ya que le generan a la empresa rendimiento económico y forman parte de su valor de mercado, por lo tanto, estos deben ser tomados en cuenta por la contabilidad de la organización en cuestión.

Anteriormente, los activos intangibles no eran incluidos en los libros contables, pero a raíz  de su importancia y el gran aporte que significan para algunas compañías, empezaron a ser considerados y a poseer un valor relevante.

La contabilidad de los activos intangibles es una tarea dificultosa debido a su naturaleza, por lo tanto, para llevar a cabo esta operación se deben tener en cuenta ciertos criterios, empezando por la composición propia de activos intangibles, la cual define derechos susceptibles de valoración económica, identificable, sin una apariencia física tangible y de carácter monetario.

El criterio de identificabilidad también debe cumplirse, sin embargo, este indica que se deben dar a su vez determinadas condiciones tales como: poseer características separables que les permitan ser cedidos, vendidos, arrendados, intercambiados, además deben surgir de derechos contractuales o legales, independientemente de ser separables de la empresa o de otras obligaciones determinadas.

Características de un activo intangible

A continuación, se relacionan las principales características de los activos intangibles:

  • No poseen apariencia física tangible.
  • Son bienes inmateriales como privilegios, ventajas de competencia y derechos que resultan valiosos porque aumentan los ingresos de una empresa.
  • Son activos de amortización gradual durante el tiempo de su vigencia.
  • Generalmente son utilizados para el suministro de productos y servicios, o para fines administrativos.
  • Por su condición intangible, es muy difícil darles una valoración en la contabilidad.
  • Aportan determinados beneficios económicos a su propietario.

Tipos de activos intangibles

Los activos intangibles se pueden clasificar en activos de identidad propia, incorporación, venta, vida legal y contablemente identificables. 

De identidad

Según si son identificables o no:

De incorporación

Aquellos que se clasifican según el método de incorporación a la organización:

Forma de venta

Según su destino comercial:

  • Comercial: pueden venderse por separado, como las marcas.
  • No comercial: gastos de publicidad o desarrollo.

Plazo o vida legal

Según el nivel de vida que posea:

  • Limitada: concesiones o patentes.
  • Perpetúa: marcas.

Identificable contablemente

Según si pueden o no ser identificados por la contabilidad de la organización:

  • Identificable: gastos de organización.
  • No identificable: por ejemplo, la llave del negocio.

Ejemplos de activos intangibles

A continuación se proponen algunos ejemplos comunes de activos intangibles:

Marcas de servicios y productos. Marcas.
Patentes de la organización. Derechos de autor.
Diseños. Secretos comerciales.
Competencias. Información.
Ideas y conocimiento sobre actividades. Software.
Licencias. Bases de datos.
Franquicias. Derechos de comercialización.
Bibliografía:
  • Begoña Busto Marroquín (2009) Prácticum contable. (Primera edición). Lex Nova.
  • Edvisson Leif, Malone S. Michael (2003) El capital intelectual: como identificar y calcular el valor de los recursos intangibles de su empresa. (Primera edición). Grupo Planeta (GBS).
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2018). Activos intangibles. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/activos-intangibles/). Última actualización: mayo 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)