Administración financiera

Administración que se encarga de la planificación, dirección, organización y control de los recursos financieros de una organización.

¿Qué es la administración financiera?

La administración financiera es aquella administración que se encarga de la planificación, dirección, organización y control de los recursos financieros de una organización.

Esta gestión es necesaria en las empresas pequeñas, medianas y grandes, ya que es imprescindible para el buen funcionamiento y desarrollo de las mismas.

Así, la administración financiera estará presente en casi todas las grandes decisiones de la organización, ya que a través de ella se gestionará el financiamiento de la empresa.

Características de la administración financiera

Entre las principales características de la administración financiera podemos mencionar las siguientes:

  • Es coordinada y llevada a cabo por un gerente o director financiero.
  • Es una parte esencial de la economía de una empresa u organización. 
  • Su objetivo comprende estudiar, analizar y gestionar qué se hace con los recursos financieros y cómo se puede optimizar su uso.
  • Como herramientas de apoyo, hace uso constante de la estadística y la matemática.
  • Está presente tanto en PYMES como en grandes organizaciones.

Funciones de la administración financiera

El grupo o la persona encargada de la administración financiera cumple con las siguientes funciones:

  • Decide y gestiona las inversiones de la organización.
  • Es responsable del tipo de financiamiento que haga la empresa para mantenerse a flote.
  • Se encarga de buscar y encontrar las fuentes de financiamiento.
  • Estudia las nuevas posibilidades que tiene la empresa de seguir progresando y realiza el presupuesto que demandarían dichas posibilidades.
  • Investiga y analiza el nivel de riesgo de cada movimiento financiero de la organización.

Objetivos de la administración financiera

Los objetivos de la administración financiera coinciden con los beneficios recibidos a través de ella, los cuales son:

  • Alcanzar poseer los recursos financieros necesarios para el funcionamiento de la organización.
  • Lograr el uso eficiente de dichos recursos financieros.
  • Minimizar la incertidumbre y los riesgos a la hora de tomar decisiones financieras.
  • Aumentar las ganancias de la organización, y su patrimonio neto, a través de medidas como la reducción de costos o eliminación de gastos innecesarios.
  • Facilitar información financiera para la toma de decisiones.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2018). Administración financiera. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/administracion-financiera/). Última actualización: marzo 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)