Apreciación

Incremento del valor de un bien o servicio.

¿Qué es la apreciación?

La apreciación es el incremento del valor de un bien o servicio, por lo tanto, se dice que un activo sufrió una apreciación cuando el valor que este poseía, luego aumenta posteriormente.

Este proceso puede generarse por múltiples factores, cada uno dependerá del tipo de bien o el entorno al que pertenezca el mismo. Si se emplea el término apreciación refiriéndose a las divisas, por ejemplo, se dice que una moneda sufre una determinada apreciación cuando su demanda incrementa, puesto que, al tratarse de una divisa, estas alteran su precio por medio de la oferta y demanda, en este caso si aumenta la demanda, por lo tanto, su valor también aumentará.

La apreciación puede indicar señales positivas o negativas, todo dependerá de la posición en la que se desea ver. Por un lado, si el valor de un activo aumenta, significará un beneficio para el dueño del mismo, sin embargo, no se dará de la misma forma para el comprador de dicho activo. Los inversores constantemente indagan previamente acerca de las variables que generan o intervienen en dicho proceso, puesto que, puede representar riquezas o ganancias  en sus operaciones.

Causas de la apreciación

A continuación, se relacionan las principales causas de la apreciación:

  • Oferta y demanda: es uno de los principales causantes de la apreciación es la ley de oferta y demanda. Cuando la demanda de un activo asciende, este a su vez sufre una apreciación la cual eleva su valor. De igual forma, cuando la oferta disminuye también se ve afectado.
  • Déficit comercial negativo: cuando los niveles de este déficit caen, le otorgan una apreciación a la moneda local. Lo anterior se genera cuando un país exporta más bienes de los que importa, esto aumenta el valor de la moneda local en gran medida, es decir, la aprecia.
  • Deflación: este causante afecta de manera indirecta a la apreciación del dinero, puesto que, cuando los niveles de deflación se elevan, el precio de los bienes baja aumentando automáticamente el poder adquisitivo del dinero, es decir, la deflación provoca que los precios de los bienes y servicios en general bajen, por lo tanto, el dinero sufre una apreciación.
  • Nivel de empleo: cuando una nación disminuye sus niveles de desempleo, aprecia la moneda local, y sucede de manera contraria cuando dichos niveles se elevan.

Ejemplos de la apreciación

A continuación, se relacionan algunos ejemplos de apreciación:

  • Debido a la gran demanda de zapatos de cuero, su precio ascendió, es decir, este tipo de calzado sufrió una apreciación producto de la demanda.
  • Por causa de la creciente disminución en la oferta de joyas en oro, estas se aprecian constantemente, es decir, el descenso en la oferta de estas joyas provoca un alza en los precios de las mismas o una apreciación.
  • La deflación, provocó que los precios de los bienes bajaran, pero el de la moneda se mantuvo constante generándole una apreciación.
  • Debido a que los niveles de déficit comercial disminuyeron el año pasado, la moneda local contrajo una apreciación significativa respecto a la del año pasado.
  • El constante incremento de los niveles de empleo está provocando que se aprecie la moneda local.
Bibliografía:
  • Michael Parkin (2006) Economics (Spanish Translation). (Sexta edición). Pearson Educación.
  • Barbosa Delgado Francisco R. (2012) El margen nacional de apreciación y sus límites en la libertad de expresión. (Primera edición). Externado de Colombia.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Apreciación. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/apreciacion/). Última actualización: mayo 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)