blank

Balance general

Estado financiero que brinda información sobre los activos, pasivos y patrimonio neto de una empresa.

¿Qué es el balance general?

El balance general es un estado financiero que brinda información sobre los activos, pasivos y patrimonio neto de una empresa, durante un período de tiempo determinado.

Así, muestra los datos correspondientes hasta la fecha en la que se emite el balance, generalmente el cierre del período fiscal. En términos de posiciones, un balance general brinda información acerca de la situación contable de una empresa.

Elementos del balance general

Un balance general contiene 3 elementos principales:

  • Activos: aquellas posesiones o propiedades de la empresa. A su vez, estos pueden ser:
    • Activos corrientes: aquellos que pueden ser transformados en dinero a corto plazo (efectivo, cuentas por cobrar, etc).
    • Activos no corrientes: posesiones de la organización fundamentales para el desempeño de sus actividades. Suelen sufrir depreciación (inmuebles, inversiones a largo plazo, etc).
  • Pasivos: son las obligaciones, deudas o compromisos que tiene la empresa. Pueden ser:
  • Patrimonio: está comprendido por el capital, las utilidades retenidas, utilidades del período anterior y, en algunos casos, las reservas legales.

Tipos de balance general

Existen al menos 3 tipos de balance general: comparativo, de situación consolidado y proforma (a futuro).

Balance general comparativo

El balance general comparativo incluye diferentes observaciones sobre los elementos que muestra el balance, durante distintos períodos.

Con el balance general corporativo se puede observar la evolución del valor de un activo, pasivo o unidad de patrimonio de una empresa, a lo largo del tiempo. Así, este puede tener una columna que indique la variación porcentual. De esta manera será más claro ver cuál valor ha tenido un mejor o peor rendimiento.

Balance de situación consolidado

El balance de situación consolidado, el cual se emplea en empresas que tienen subsidiarias o filiales, muestra la información conjunta de todas las empresas, como si se tratara de una sola.

El balance de situación consolidado, o balance general consolidado, permite evaluar la situación de los activos, pasivos y patrimonio de una empresa en su conjunto, sin tener que analizar caso a caso cada balance general de las subsidiarias.

Balance general proforma

El balance general proforma se elabora como un estimado o predicción a futuro. El objetivo de este es evaluar la situación financiera de una empresa en base a una estimación futura que es factible. Así, es un instrumento importante para la formulación y evaluación de proyectos.

Ejemplo de balance general

Para entender mejor este concepto, veamos como ejemplo el balance general de una PYME dedicada a la fabricación de zapatos, durante el período fiscal del 1 de enero de 2018 al 31 de diciembre del 2018:

Activo
Efectivo $50.000
Depósitos $125.000
Productos terminados $80.000
Maquinaria $220.000
Total activo $475.000
Pasivo
Proveedores $80.000
Préstamo $50.000
Total pasivo $130000
Patrimonio
Capital $300.000
Utilidad acumulada $45.000
Total patrimonio $345.000
Total pasivo y patrimonio $475.000

En este se han tomado en cuenta los activos, pasivos y el patrimonio de la organización al momento del cierre del período fiscal, a fin de año.

Una vez obtenido el balance, este puede ser utilizado para conocer sobre la situación de la organización o para comparar con períodos anteriores, entre otro tipos de usos.

Citar artículo:
Balance general (2019). Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/balance-general/).