Icono de diálogo

Bienes públicos

Bienes cuya propiedad pertenece al Estado.

¿Qué son los bienes públicos?

Los bienes públicos son aquellos bienes cuya propiedad pertenece al Estado y cuyo propósito consiste en satisfacer las necesidades generales; por lo tanto, su utilización busca satisfacer el interés general de los habitantes y no el interés particular de un individuo.

La principal cualidad de estos bienes es la de satisfacer determinadas necesidades sin requerir aportación monetaria alguna para acceder a sus beneficios.

Los bienes públicos están fuera del comercio debido a que su propósito es satisfacer necesidades a toda la población, sin excepciones; por ejemplo de tipo económicas, sociales, culturales, etc.

Debido a que el Estado es el encargado de administrar dichos bienes, su respectivo mantenimiento y proceso corren por su cuenta, mientras que la aportación que realizan los consumidores es mediante los impuestos otorgados al Estado.

Características de los bienes públicos

Las principales características de los bienes públicos son las siguientes:

  • Los beneficiarios o consumidores son la población en general.
  • Presentan consumo no rival.
  • No permiten exclusiones.
  • Mediante los impuestos los ciudadanos aportan monetariamente a la construcción, al desarrollo y mantenimiento de estos, y el Estado es el encargado de dicha recaudación.
  • El Estado tiene la capacidad de distribuir los recursos para la construcción de nuevos bienes públicos.
  • Se encuentran subvencionados por el Estado.
  • Son destinados abiertamente al consumo de la población de manera gratuita.
  • Se encuentran fuera del comercio.

Tipos de bienes públicos

Los bienes públicos se clasifican de la siguiente manera:

  • Bien público puro: aquellos bienes públicos cuyas cualidades benefician a toda la población sin exclusiones y cuyo consumo es no rival, es decir que no es requerida ninguna aportación monetaria para acceder a ellos.
  • Bien público impuro: aquellos bienes públicos cuyas cualidades son alteradas debido a diversos factores: pueden no beneficiar a toda la población por presentar ciertas exclusiones; pueden requerir una aportación monetaria para poder acceder a ellos; puede que su consumo, por parte de la población, ocasione un desgaste constante en su integridad, por ejemplo en el caso de una carretera que presenta desgastes por el uso constante de la misma.

Ejemplos de bienes públicos

A continuación se mencionan algunos ejemplos de bienes públicos:

  • Una autopista.
  • Un parque.
  • El alumbrado público.
  • Reservas naturales.
  • Monumentos.
  • Bibliotecas públicas.
  • Escuelas públicas.
  • Autobuses de transporte público.
  • Fuentes públicas.
  • Hospitales públicos.
  • Un aeropuerto.
  • Un faro.
Bibliografía:
  • Paul R. Krugman, Robin Wells. Introducción a la Economía. Macroeconomía (Primera edición). 2007.
  • Michael Parkin. Economics (Spanish Translation). (Sexta edición). Pearson Educación. 2006.
  • Charles I. Jones. Macroeconomía (Primera edición). Antoni Bosch editor. 2009.
  • Francisco Ternera Barrios. Bienes. (Tercera edición). Editorial Universidad del Rosario. 2014.
  • Joseph E. Stiglitz. La economía del sector público. (Tercera edición). Antoni Bosch Editor. 2003.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Bienes públicos. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/bienes-publicos/).