blank

Cadena de valor

Herramienta de análisis interno que permite estudiar las principales actividades de una empresa.

¿Qué es la cadena de valor?

La cadena de valor es una herramienta de análisis interno que permite estudiar las principales actividades de una empresa, con el fin de describir cuáles de ellas generan un valor o ventaja competitiva en el producto final.

Este término fue introducido en el año 1985, en la universidad de Harvard, por el profesor Michael Porter, quien escribió sobre el análisis en su libro «Ventajas competitivas».  A través de la cadena de valor, las empresas pueden tener una valoración favorable en el mercado.

¿Para qué sirve la cadena de valor?

En definitiva, la cadena de valor nos permite analizar cuáles son las ventajas competitivas que posee una organización frente a otras. Así, esta herramienta otorga la posibilidad de conocer cuáles son las fortalezas del proceso productivo de la empresa en cuestión.

Puntualmente, permite conocer lo siguiente acerca del panorama competitivo:

  1. Grado de integración: todas las actividades que hace una compañía sin necesidad de acudir a otras.
  2. Panorama industrial: conocer la relación entre la empresa y los sectores, mercados y competencia.
  3. Panorama de segmento: cuáles son los cambios a los que se puede enfrentar el producto final, aquellos que puedan afectar sus ventas.
  4. Panorama geográfico: analizar la competencia en los países, ciudad o regiones en donde compite la empresa en cuestión.

Actividades de la cadena de valor

En la cadena de valor se pueden diferenciar dos tipos de actividades: primarias y de soporte. Cada una de estas genera un costo y un valor sobre el producto final, denominado margen.

Actividades de la cadena de valor

Gráfico de la cadena de valor y las actividades que la componen.

Actividades primarias

Estas son actividades que están directamente relacionadas con la comercialización y la producción del producto. Se dividen en:

  • Logística interna: se basa en el almacén del material o materia prima, la recepción y su distribución.
  • Operación o producción: como su nombre lo indica, allí se transforma la materia prima en el producto final.
  • Logística externa o de salida: logística que se enfoca en almacenar y distribuir el producto ya terminado.
  • Marketing y ventas: trabaja para dar a conocer y generar ventas del producto.
  • Servicio: aquellas actividades relacionadas con la provisión de servicios de postventa, tales como garantía, mantenimiento, instalación, etc.

Actividades de soporte

También llamadas de apoyo, agregan valor al producto pero no están directamente relacionadas con la comercialización y su producción.

Estas sirven de soporte para las actividades primarias y se dividen en:

  • Infraestructura de la organización: actividades que brindan soporte a la empresa, como contabilidad, finanzas, etc.
  • Recursos humanos: contratación de personal, capacitación y motivación de los empleados.
  • Desarrollo de la tecnología e investigación: actividades relacionadas con encontrar e implementar conocimientos y tecnología para la correcta realización de las actividades.
  • Compras: relacionadas con el aprovisionamiento y las compras necesarias para la realización del producto.

Ejemplo de la cadena de valor

Para entender mejor el concepto de cadena de valor, veamos el siguiente caso: supongamos que tenemos un restaurante en el centro de una importante ciudad.

Paso 1

El primer paso para realizar la cadena de valor será identificar las actividades primarias:

  • Logística interna: la recepción de la materia prima, en este caso los vegetales, carnes e ingredientes para la realización de la comida.
  • Operación: la actividad que realiza el personal de comida, durante la cual transforma dichos ingredientes en el plato final.
  • Logística externa: en este caso, esta actividad no estará muy presente ya que es un producto que no se distribuye fuera del lugar de venta, sino que se comercializa y se consume dentro del mismo.
  • Marketing: publicidad realizada en redes sociales para dar a conocer dicho restaurante.
  • Servicio: el fuerte de este restaurante es el servicio brindado a los comensales (mozos, recepción, atención).

Luego, se deberán reconocer las actividades secundarias:

  • Infraestructura: el local en donde funciona dicho restaurante.
  • Recursos humanos: la selección del personal que trabajará en el restaurante, junto con su capacitación.
  • Desarrollo de tecnología: las maquinarias utilizadas en la cocina para la producción de los platos finales.
  • Compras: actividades como la compra de servilletas, bebidas, elementos de limpieza, etc.

Paso 2

Luego de haber reconocido todas las actividades que posee el restaurante en cuestión, debemos analizar los puntos de valor. Es decir, cuáles de estas actividades suponen una ventaja para nuestro restaurante y logran diferenciarnos de la competencia.

En este caso, aquellas actividades que nos otorgan una ventaja competitiva son el servicio brindado por los mozos que atienden en el restaurante y la infraestructura, que se destaca por ser un bonito lugar.

Resultado

La identificación de cuáles son las propias fortalezas que nos otorgan una ventaja frente a nuestros competidores, nos permitirá desarrollar nuevas estrategias o saber cuáles son los fuertes del negocio, para hacer foco en ellos.

A partir de esto, podremos determinar qué actividades habría que modificar para otorgar una nueva ventaja competitiva y lograr un crecimiento del negocio en cuestión.

Citar artículo:
Cadena de valor (2019). Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/cadena-de-valor/).