Conflicto laboral

Situación en la cual dos o más individuos no se encuentran de acuerdo generando dentro de una empresa-

¿Qué es un conflicto laboral?

Un conflicto laboral es una situación en la cual dos o más individuos no se encuentran de acuerdo generando un estado de controversia dentro de una empresa. Esta situación se produce generalmente cuando los empleados y empleadores persiguen diferentes objetivos y no logran llegar a un acuerdo entre sí.

Los conflictos laborales conducen a que el ambiente de trabajo sea tenso y hostil, y por ende se dificulta seguir con las funciones laborales de la empresa de una manera adecuada.

Por lo anterior, para que haya un buen desarrollo en la compañía y exista un buen ambiente laboral, es de vital importancia que el líder de la empresa se encargue de resolver dichos conflictos.

Características del conflicto laboral

A continuación, se relacionan las principales características del conflicto laboral:

  • Es completamente normal e inevitable, ya que es propio que entre personas surjan desacuerdos o conflictos.
  • Es posible que en algunos casos conduzca a problemas serios, lo cual es perjudicial para una empresa.
  • Son necesarios porque ayudan a crecer tanto a la empresa como a las personas.
  • Se da entre dos o más individuos.
  • Generan un ambiente laboral muy tenso.
  • Perjudicar el desarrollo de las operaciones internas que se dan en la empresa.
  • Es una situación que se genera en el ambiente laboral.

Tipos de conflictos laborales

Los conflictos laborales se pueden clasificar de diversas maneras.

Según el tipo de conflicto

Según el tipo de conflicto, se pueden clasificar en:

  • Conflictos funcionales: aquellos que mediante su resolución aportan a la empresa bienestar, ya que ayudan a que esta funcione adecuadamente. Este tipo de conflicto es necesario para que una empresa progrese y mantenga el estímulo de sus trabajadores.
  • Conflictos disfuncionales: aquellos que afectan de manera negativa sobre la empresa, desviándola de alcanzar sus objetivos. Es importante eliminar este tipo de conflicto ya que pone en riesgo la productividad empresarial.

Según los implicados en el conflicto

Según los implicados en el conflicto, se pueden clasificar en:

  • Conflictos intrapersonales: aquellos conflictos que puede tener un empleado consigo mismo, a partir de la inconformidad con las tareas que debe realizar.
  • Conflictos interpersonales: aquellos en los que se ven involucradas varias personas de la empresa.
  • Conflictos intragrupales: aquellos que se dan cuando, en un grupo o equipo de trabajo, surgen desacuerdos entre los miembros.
  • Conflictos intergrupales: aquellos que se dan a partir de las diferencias o disputas entre miembros o integrantes de diferentes grupos.

Conflictos con clientes

Como su nombre lo indica, hace referencia a los conflictos en los cuales se encuentran involucrados los clientes. Supongamos que un vendedor de autos usados concreta una venta sin garantía. Luego, al cliente que lo compró se le descompone el auto, por lo cual se dirige a enfrentarse al vendedor y le exige un reembolso.

La mejor manera de solventar el conflicto será llegando a un acuerdo con el cliente, es decir, haciéndole el reembolso.

Los conflictos laborales suelen ser comunes en las empresas, y por ello, para el buen desarrollo de la compañía y para que exista un ambiente laboral favorable, se le debe buscar al conflicto una solución lo antes posible.

Consecuencias del conflicto laboral

A continuación, se relacionan las principales consecuencias del conflicto laboral:

  • Genera ambientes laborales tensos.
  • Perjudica el normal desarrollo de las operaciones en la empresa.
  • Impulsa a los demás integrantes de la organización a no intervenir de forma laboral en determinados proyectos.
  • Fomenta el estrés.
  • Aumenta las posibilidades de errores, ya que los individuos involucrados le prestan importancia a dicho conflicto, afectando su estado mental.

Resolución de un conflicto laboral

La resolución de los conflictos laborales es de suma importancia, puesto que esta pretende estimular la negociación en estas situaciones, ayudando a evitar que procedan a problemas de mayor escala, como pueden ser los judiciales o personales.

La resolución de los conflictos de tipo laboral es clave si se desea solventar la disputa entre los involucrados, mediante esta se puede alcanzar un estado de paz y sana convivencia entre los integrantes de la organización, proporcionando un mejor desempeño y colaborándose entre sí, aportando elementos muy útiles para llevar a cabo los procesos.

Ejemplos de conflicto laboral

Entre algunos de los conflictos laborales más comunes se encuentran:

  • Problemas de discriminación
  • Supongamos que a un empleado se le asignan tareas de baja categoría, a diferencia de sus compañeros de grupo. Con el pasar del tiempo, este puede empezar a sentir rechazo e inconformismo, lo cual puede traer como consecuencia conflictos verbales, bajo desempeño en su trabajo y, así, pérdidas para la empresa. Para solventar el problema, el administrador o jefe de área debe reunirse con los implicados y repartir el trabajo de manera equitativa.
Bibliografía:
  • Santor Salcedo, Helena (2006) La mediación de los conflictos en el trabajo: Naturaleza y régimen jurídico. (Primera edición). La Ley.
  • de Alos-Monte, Ramón y Artiles, Antonio Martin (2002) Teorías del conflicto y negociación laboral: una perspectiva sociológica. (Primera edición). Editorial UOC.
  • del Río Sánchez, Manuel Domínguez (2017) Gestión del conflicto laboral en las organizaciones de trabajo. (Primera edición).
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2018). Conflicto laboral. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/conflicto-laboral/). Última actualización: junio 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)