Cuentas por pagar

Deudas que posee una empresa a sus acreedores y proveedores.

¿Qué son las cuentas por pagar?

En contabilidad, las cuentas por pagar son deudas que posee una empresa a sus acreedores y proveedores, como resultado de la adquisición de bienes y servicios.

En otras palabras, consisten en una obligación (deuda) que posee una empresa relacionada con su actividad económica. Estos tipos de obligaciones son créditos por la compra de materiales e insumos, que no están vinculados a entidades bancarias.

Las cuentas por pagar se originan cuando se adquieren materiales, insumos u otros bienes y servicios, que no son cancelados inmediatamente. Así, las deudas deberán ser registradas en los libros contables y canceladas a su acreedor en el tiempo acordado.

Clasificación de las cuentas por pagar

Según el tiempo de vencimiento acordado con el acreedor, existen diferentes tipos de cuentas por pagar:

  • Cuentas por pagar a corto plazo: también conocidas como pasivos corrientes. El pago de estas debe realizarse en un corto período de tiempo, de un año o menos. En algunos casos los pagos son mensuales o diarios.
  • Cuentas por pagar a largo plazo: también conocidas como pasivos no corrientes. El pago de las mismas se realiza en un período de tiempo mayor a un año. Estas, a diferencia de las anteriores, se pasan por alto con mayor facilidad, por lo esporádico de los pagos.

Importancia de las cuentas por pagar

Tener organizadas las cuentas por pagar genera en clientes y empleados la necesidad de seguir las normas contables apropiadas. Es una prioridad para cualquier empresa el que estas se encuentren reflejadas en el plan contable, ya que de esta manera:

  • Se reducen los riesgos de fraude o pérdidas innecesarias.
  • Al tener solvencia, se genera confiabilidad en los clientes potenciales y se fragua una buena reputación.
  • Se accede con mayor facilidad a créditos bancarios o financiamientos de proveedores inmediatos.
  • Se evita perder el rastro de los pagos y deudas que generan intereses.

Ejemplos de cuentas por pagar

Veamos algunos ejemplos de cuentas por pagar:

  • Pago a proveedores por mercancías o materia prima adquirida.
  • Sueldos a pagar a los empleados.
  • Pago de alquileres.
  • Servicios prestados por instituciones vitales para la actividad comercial, tal como electricidad, agua, gas, calefacción, teléfono, internet, etc.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2019). Cuentas por pagar. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/cuentas-por-pagar/). Última actualización: junio 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)