“Un gasto que ha tenido el gobierno que es mayor a los ingresos económicos del país”

¿Qué es el déficit fiscal?

Para explicar este término, debemos primero entender que la palabra déficit es la ausencia de algo y cuando hablamos de fiscal se refiere a todos los procesos que tienen relación con el estado.

Así que el déficit fiscal es una deuda del estado o del gobierno que aparece por el manejo imprudente del dinero público trayendo complicaciones económicas evidentes.

También, pudiéramos definirlo como un gasto que ha tenido el gobierno que es mayor a los ingresos económicos del país.

Gráfico del déficit fiscal

Al haber déficit fiscal, hay más egresos (gastos) que ingresos.

Causas del déficit fiscal

Para presentarse el déficit fiscal en un gobierno casi siempre es por tres razones básicas:

  • Debido a un mal uso de la política monetaria expansiva, la cual pone más dinero en circulación.
  • Descenso en las tasas impositivas.
  • Hay interacción del gasto expansivo con los descensos de las tasas impositivas.

Sin embargo, estas tres razones por las cuales se causa un déficit fiscal no necesariamente es un problema grave, ya que si se toman las medidas económicas imprescindible puede llegar a controlarse hasta el punto de radicarse.

Consecuencias del déficit fiscal

Las consecuencias que trae el déficit fiscal en un país o gobierno son las siguientes:

  • Causa recesión económica o crisis en un país
  • La inflación va aumentando indiscriminadamente, mientras la deuda se hace más grande.
  • Por tener que reducir los gastos del gobierno el país deja de recibir algunos beneficios, como inversiones en carreteras, luz en las calles y cualquier tipo de ayuda pública.
  • Muchos proyectos quedan a medias debido a la deuda que existe.
  • Hay que tomar medidas rápidas y a veces drásticas para que el problema no empeore rápidamente.

¿Cómo se financia el déficit fiscal?

Para poder financiar un Déficit Fiscal, principalmente el gobierno debe entender que deben disminuir los gastos y aumentar los ingresos, este sólo sería el principio de la solución.

Por otro lado, también se puede financiar el déficit fiscal emitiendo una deuda pública, es decir, pidiendo un préstamo a países vecinos.

Y también, se puede utilizar la emisión de moneda lo que implica pedir al banco central que imprima nuevo billete, así el gobierno toma tales billetes y le da un recibo al banco, esta es una alternativa antigua pero, sin embargo, no es la más viable.