Deuda externa

Conjunto de obligaciones financieras que posee un país con las diversas entidades de carácter extranjero.

¿Qué es la deuda externa?

La deuda externa está compuesta por el conjunto de obligaciones financieras que posee un país con las diversas entidades de carácter extranjero.

Esta deuda es usada por los países y es considerado una fuente de financiamiento, porque las obligaciones económicas que contrae, a menudo se llevan a cabo con el objetivo de sobrellevar un gasto que no se puede socorrer con recursos propios, sino que requiere de fuentes externas.

Es muy importante que los países cuenten con estadísticas y análisis económicos acertados, si se desea actuar de forma oportuna y tomar las decisiones más acertadas que puedan corregir eficazmente una presunta problemática económica. Para ello se emplean herramientas, tales como, los indicadores económicos y justamente, la deuda externa hace parte de estos.

La deuda externa es un indicador que aporta muchos datos a nivel macroeconómico, como la información financiera compuesta por datos clave para la economía y la sostenibilidad de un país, por ello es muy relevante en las mediciones, puesto que, este instrumento puede perjudicar la capacidad de financiación que posee un país, al aportar monetariamente, pero a su vez, pudiéndose convertir en un lastre del crecimiento económico si no se tienen en cuenta ciertos factores.

¿Para qué sirve la deuda externa?

La deuda externa les permite a los países financiar sus diversos gastos públicos, mejorando el crecimiento monetario al conseguir recursos que posteriormente pueden invertirse, aumentando su capacidad de producción y disminuyendo la volatilidad del PIB.

Este instrumento es usado principalmente por los países con niveles bajos de capital, puesto que representa un método de financiamiento para llevar a cabo determinados proyectos.

Causas y consecuencias de la deuda externa

A continuación, se relacionan las principales causas y consecuencias de la deuda externa:

Causas

  • El alcance de mayores niveles de crecimiento, empleando los recursos obtenidos a través de la deuda pública, en procesos que mejoren la productividad y disminuyan la volatilidad del PIB.
  • Inversiones erróneas por parte del Estado, causando un desequilibrio de los recursos monetarios propios.
  • Sobrellevar una crisis económica, producto de pandemias, fenómenos naturales, guerras, etc.
  • Caída de precios de los bienes y servicios exportados.

Consecuencias

  • Puede provocar situaciones económicas insostenibles, generando condiciones de vulnerabilidad para el país.
  • Puede disminuir el desarrollo local del país, puesto que, posterior a recibir los recursos económicos, el país deberá pagar, lo que en ocasiones puede significar que se disminuya la velocidad con la que se opera.
  • Puede aumentar los niveles de pobreza.
  • Descensos en la inversión extranjera y los ingresos.
  • Fuga de capitales.

Ejemplos de deuda externa

A continuación, se relacionan algunos ejemplos de deuda externa:

  • La deuda externa de Colombia alcanzó los $153.000 millones de dólares en el año 2021.
  • La deuda externa de México sobrepasó los $119.000 millones de dólares en el año 2021
  • La deuda externa de Francia alcanzó los 2.813.087 millones de euros en el año 2021.
  • En el mes de junio del año 2021, la deuda externa de Argentina se situó en $269.158 millones de dólares.
  • Uno de los países con mayor deuda externa a nivel global es España, con unos $1.427.235 millones de euros en el año 2021.
Bibliografía:
  • Pernaut Ardanaz, Manuel y Ortiz F. José Eduardo (2008) Macroeconomía: primeros conceptos. (Cuarta edición). Universidad Católica Andrés Bello.
  • Departamento técnico y de información económica. (2020) Deuda externa bruta de Colombia: Guía metodológica sector interno. (Primera edición). Banco de la República.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Deuda externa. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/deuda-externa/). Última actualización: junio 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)