“Modalidad en la que interactúan dos o más personas parar satisfacer una necesidad de otras personas.”

¿Qué es la economía colaborativa?

La economía colaborativa, también llamado consumo colaborativo, es una modalidad en la que interactúan dos o más personas parar satisfacer una necesidad de otras personas.

Esta, generalmente, se da a través de la tecnología con plataformas digitales y pone en contacto a una persona que quiere ofrecer un producto o servicio con aquellas personas que deseen utilizarlo.

También, se caracteriza por ser un sistema abierto y dinámico en la que participan los usuarios y en la que los bienes, mayormente, no se venden, sino que se alquilan.

Beneficios de la economía colaborativa

Este modelo económico no solo es innovador sino que también les ofrece a los consumidores e inversores la oportunidad de beneficiarse de forma evidente. Algunos beneficios son los que se encuentran a continuación:

  • Promueve el ahorro y lo garantiza, pues los consumidores obtienen los productos o servicios a precios económicos.
  • Estimula el emprendedurismo, la competencia y el crecimiento económico.
  • Se consigue una mayor oferta de productos.
  • Promueve la sustentabilidad, se reutilizan los productos y se conservan.
  • Fomenta las buenas relaciones sociales basadas en la confianza entre los usuarios.

Ejemplos de la economía colaborativa

Algunos ejemplos que nos ayudan a entender mejor qué implica la economía colaborativa son los siguientes:

  • Airbnb: Claro y reconocido ejemplo de economía colaborativa, una empresa que permite a los usuarios publicar y alquilar departamentos temporarios en diversos lugares del mundo.
  • Socialcar: Un servicio que permite a las personas publicar su vehículo particular para alquilar a otras personas.
  • Uber: Otro gran ejemplo de este tipo de economía, permite poner a disposición tu auto particular para compartir trayectos con otras personas.
  • HomeAway: Al igual que Airbnb, permite el alquiler de propiedades particulares para viajeros de todo el mundo.