«Aquella compañía en la que se desarrollan actividades de compra y venta de productos, mercancías ya elaborada para el consumo humano o materia prima para la producción de otros productos»

¿Qué son las empresas comerciales?

Una empresa comercial es aquella compañía en la que se desarrollan actividades de compra y venta de productos, mercancías ya elaborada para el consumo humano o materia prima para la producción de otros productos.

Este tipo de empresas no contemplan entre sus actividades transformar materia prima. Las empresas comerciales son las intermediarias entre las empresas industriales y el consumidor final.

Características de las empresas comerciales

Entre las principales características de una empresa comercial podemos mencionar las siguientes:

  • No fabrican bienes terminados ni extraen materia prima.
  • Son las intermediarias entre las empresas industriales y el consumidor final.
  • Generalmente, prestan servicios de mantenimiento y reparación de los productos que comercializan.
  • Buscan satisfacer la demanda del consumidor.
  • Fomentan el movimiento comercial que la economía necesita para crecer.
  • En ocasiones, se encargan de la distribución de los productos al consumidor final.

Tipos de empresas comerciales

Hay cuatro tipos de empresas comerciales, cuya clasificación se basa en la figura utilizada para sus operaciones de compra y venta.

  • Empresa mayorista: Es la que mueve mercancía a gran escala. Adquiere grandes existencias y las vende en los mercados minoristas. Como ejemplo, comercializadores de la industria agrícola, a la cual los mayoristas compran la existencia y la colocan en los mercados para los compradores.
  • Empresa comercial al menudeo: Es la empresa que se forma con una tienda o almacén. Es en realidad un proceso de venta en el que la mercancía puede ser un producto o un servicio. Se valen de un sistema de suministro directo.
  • Empresa minorista: Es la que vende a pequeña escala. No supera los límites territoriales de una población cautiva de compradores finales.
  • Empresas comisionistas: No compran productos. Son empresas o personas jurídicas que comercializan productos sobre el inventario de otras. Sus ganancias provienen de un porcentaje de comisión por ventas cerradas.

Ejemplos de empresas comerciales

Para entender mejor este concepto veamos algunos ejemplos de empresas comerciales:

  • Walmart: Una gran empresa transnacional con más de 11000 sucursales que se dedica a la comercialización de productos minoristas. Se encargan de comercializar productos de almacén (alimentos, bebidas y otros) entre los proveedores y consumidores finales.
  • IKEA: Una gran empresa dedicada a la comercialización de muebles minoristas.
  • Coppel: De origen Mexicano, se dedica a la comercialización de tiendas departamentales.
  • Un almacén de barrio: También es una empresa comercial, ya que adquiere productos al mayorista con proveedores y luego los vende al cliente final (minorista).
  • Distribuidoras: Se encargan de adquirir productos a los fabricantes y luego comercializarlos y distribuirlos con diversas tiendas y almacenes entre otros.