Equipo de trabajo

Dos o más personas se unen para colaborar por un objetivo en común.

¿Qué es un equipo de trabajo?

Cuando en una empresa dos o más personas se unen para colaborar por un objetivo en común, se puede decir que han conformado un equipo de trabajo. Vale decir que, esta labor colectiva puede realizarse por personas de distintos departamentos y el período de tiempo suele ser temporal.

Es preciso señalar que, los miembros de un equipo de trabajo están al tanto de la meta a cumplir. Asimismo, tienen sentido de compromiso, entusiasmo y responsabilidad, que les permite apoyarse continuamente y laborar en armonía. Por tanto, no se trata de que una sola persona figure, todos contribuyen al desarrollo exitoso de las actividades cotidianas.

Cabe destacar que no se debe confundir grupo con equipo de trabajo. Aunque suene similar, tienen sus diferencias. En un grupo, los objetivos, resultados, normas, valores y liderazgo son dictados por la organización. En cambio, en un equipo hay flexibilidad, confianza, identificación y valores compartidos entre sus miembros.

Características de un equipo de trabajo

Una gran cantidad de empresas reconoce su éxito, al desempeño de sus equipos de trabajo. En las siguientes líneas indicaremos las características de estos equipos.

  • Planifican objetivos y metas con claridad.
  • Sus miembros se comunican de manera efectiva, abierta y honesta. Donde todos se escuchan y se propicia la retroalimentación.
  • Los desacuerdos se resuelven de forma constructiva, sin amenazas y con respeto.
  • Los roles están bien definidos, por ello todos saben cuáles son sus funciones para llevar a cabo un proyecto.
  • Están dispuestos a asumir riesgos y abiertos al cambio. Incluso, ven las equivocaciones como oportunidades para aprender.
  • Cada miembro asume su responsabilidad como individuo y miembro de un equipo. Así que, no se presentan situaciones donde se culpan unos a otros de un fracaso o error.
  • No existe la rivalidad, el revanchismo, ni los intereses personales. El equipo trabaja por un propósito en común.
  • Se maneja apropiadamente la divergencia de opiniones, ya que esto permite fomentar la creatividad, lo cual es una ventaja competitiva.
  • Existe colaboración estrecha entre los integrantes del equipo, en pro de cumplir con la meta principal.
  • Todo el proceso de trabajo está cimentado en la confianza.

Roles dentro de un equipo de trabajo

Para que un equipo de trabajo sea equilibrado y productivo, es fundamental que sus miembros cumplan con roles específicos, de acuerdo con sus fortalezas.

De inmediato, presentaremos una teoría desarrollada por Meredith Belbin, donde categorizó 9 funciones de los roles mentales, de acción y sociales.

Las personas capacitadas para roles mentales son reflexivas, críticas y aportan ideas innovadoras. Los miembros con roles de acción son aquellos que impulsan las labores prácticas y se adaptan perfectamente a los plazos indicados. Además, los individuos con roles sociales poseen habilidades para comunicarse y apoyan a todo el equipo.

Rol de acción

  • Implementador: lleva las ideas a la acción, son prácticos, disciplinados y ordenados.
  • Impulsor: son automotivados, proactivos y animan al equipo a seguir adelante.
  • Finalizador: perfeccionistas, eficientes y atentos al detalle para que los proyectos lleguen a buen término.

Rol mental

  • Monitor evaluador: poseen un juicio perspicaz, también analizan las situaciones desde el punto de vista de la razón. Evalúan lo que es útil y ejecutan acciones para que avancen las buenas ideas.
  • Cerebro: aportan las ideas más creativas e innovadoras al equipo, aunque suelen ser un poco tímidos y no hablan demasiado.
  • Especialista: tienen conocimientos técnicos en un área específica. Son muy independientes, pero sus aportes fortalecen al equipo.

Rol social

  • Investigador de recursos: constantemente están atentos a los contactos y oportunidades. Gozan de una gran actitud positiva y se caracterizan por ser facilitadores de los negocios nuevos.
  • Unificador: impulsa a la cooperación, armonizan en momentos de conflicto y ofrecen ayuda cuando se requiere.
  • Coordinador: suelen ser los líderes motivadores, inspiradores, que propician la colaboración, clarifica los objetivos y toman las decisiones.

Tipos de equipos de trabajo

La conformación de los equipos de trabajo, dependerá del propósito y objetivos que se desean lograr. Existen varios tipos de equipos y a continuación se detallan:

  • Funcional: son habituales en compañías con jerarquías rígidas. Los miembros forman parte del mismo departamento o área, donde hay un único líder responsable de la gestión.
  • Multifuncionales: son integrados por individuos de distintas áreas. Porque, se necesitan personas con experiencias y aportes diversos.
  • Virtuales: con la ayuda de herramientas tecnológicas se conforman equipos de colaboración virtual a distancia. Incluso, sus miembros pueden estar ubicados en países diferentes.
  • Autogestionado: quienes los integran son proactivos, autónomos, comparten las mismas responsabilidades y se enfocan en cumplir un objetivo en común. Funcionan sin tener al lado un gerente que los supervise constantemente.
Bibliografía:
  • Griffin, R. y Moorhead G. (2011). Comportamiento Organizacional. (Décima Edición). Editorial Cengage Learning.
  • Newstrom J. y Davis K. (1996). Comportamiento Organizacional: El comportamiento humano en el trabajo. (Novena Edición). Editorial McGraw-Hill.
  • Belbil, M. (10 de junio de 2022). Metodología sobre roles de los equipos de trabajo. https://www.belbin.com/.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Equipo de trabajo. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/equipo-de-trabajo/). Última actualización: junio 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)