blank

Habilidades laborales

Conocimientos y habilidades utilizadas para desempeñar de manera correcta y exitosa una determinada actividad dentro del ámbito laboral.

¿Qué son las habilidades laborales?

Las habilidades laborales son los conocimientos y habilidades utilizadas para desempeñar de manera correcta y exitosa una determinada actividad dentro del ámbito laboral.

Son aquellas habilidades inherentes a una persona que permiten distinguir a dos trabajadores que, aún teniendo el mismo grado de preparación académica o técnica para un puesto, actúan de manera diferente.

Tipos de habilidades laborales

Dentro de las habilidades más buscadas por las áreas de selección de personal de las compañías y consultoras de recursos humanos, se encuentran las habilidades sociales y profesionales que permiten crear un buen clima de trabajo y aumentar la productividad de los trabajadores:

Habilidades sociales o blandas

Son aquellas habilidades laborales relacionadas con lo interpersonal, la inteligencia y personalidad del individuo tendientes a facilitar el trabajo, la interacción con los demás y mejorar el desempeño individual.

Es importante desarrollar este tipo de habilidades porque, permite un mejor manejo del stress laboral, ayuda a mejorar las relaciones interpersonales, crea un ambiente laboral colaborativo, etc.

Habilidades profesionales o duras

Son las habilidades o destrezas técnicas que se requieren para desarrollar ciertas actividades dentro de una empresa. Los conocimientos obtenidos a través de títulos académicos de grado, posgrado, cursos o programas de capacitación, son determinantes en el proceso de selección de personal.

Ejemplos de habilidades laborales

A continuación, brindamos ejemplos de habilidades blandas y habilidades duras:

  • Habilidades sociales o blandas:
    • Comunicación efectiva: la comunicación es una habilidad social de gran importancia, dominarla mejora las relaciones personales y de trabajo. Desarrollar la capacidad de escucha activa y la empatía con los demás, allana el camino para una comunicación más efectiva.
    • Creatividad: es una de las habilidades más buscadas. Las empresas necesitan personas que puedan resolver problemas, a través de nuevas ideas y conceptos, que se generan en las diferentes áreas de la organización.
    • Colaboración: todos los integrantes de un equipo son responsables de los resultados que se obtengan, por ello la cooperación y ayuda mutua son fundamentales a la hora de garantizar su éxito.
    • Pensamiento crítico: el desarrollo del pensamiento crítico permite abordar los problemas de manera consistente y sistémica, reflexionando acerca de preconceptos, creencias y pensamientos que muchas veces condicionan nuestra percepción de la realidad.
    • Iniciativa: tomar decisiones o actuar sin esperar instrucciones para hacerlo es una habilidad muy solicitada por las organizaciones, porque da cuenta del carácter y potencial de esa persona.
    • Adaptabilidad: es importante poder adaptar la propia conducta, aportando la versatilidad necesaria a las situaciones que lo requieran.
    • Productividad: una de las habilidades blandas más importante para una compañía es que sus empleados puedan lograr resultados sostenibles realizando las tareas solicitadas en el tiempo acordado, de una manera más eficaz y superando los estándares mínimos.
    • Inteligencia emocional: desarrollar IE permite reconocer nuestras emociones (positivas y negativas) identificando también las de los demás. Al detectarlas se puede ejercer un control que regule nuestras emociones en el contexto social.
    • Liderazgo: contar con personas capaces de incentivar, motivar y ejercer influencia en el comportamiento o modo de pensar de los equipos de trabajo, es clave para la ejecución de proyectos de una compañía.
    • Responsabilidad: se deben asumir las funciones del puesto de trabajo, cumpliendo con las obligaciones que demanda. Asimismo, la responsabilidad también pasa por la manera en que nos relacionamos y comunicamos con los demás.
    • Organización: ser organizado permite disponer sistemáticamente de un orden que conlleva a tener una vida personal y laboral más estructura, promoviendo una cierta estabilidad emocional.
    • Concentración: desarrollar la capacidad para poner atención sólo en la tarea o actividad que se está realizando, aumenta la productividad personal y mejora la calidad de sus resultados.
  • Habilidades profesionales o duras:
    • Tecnología informática: tener conocimientos en el uso de diversas tecnologías es imprescindible para tener chance de trabajar en una compañía. El manejo de sistemas de información de gestión así como otras herramientas digitales son fundamentales en un mundo cada vez más globalizado.
    • Manejo de idiomas: el dominio de dos o más idiomas es indispensable para el desarrollo profesional en una compañía.
    • Diseño: ser hábil en el manejo de herramientas digitales de diseño se ha vuelto una habilidad dura muy importante en un mundo cada día más virtual.
    • Marketing: esta disciplina estudia el comportamiento de los diferentes mercados y consumidores y busca crear valor para los clientes potenciales y actuales de la compañía.
    • Gestión de proyectos: el desarrollo de esta habilidad contempla la administración, planificación, coordinación, seguimiento y control de todas las actividades y recursos asignados para la ejecución de un proyecto.
    • Desarrollo web y móvil: la creación de sitios web para internet es otra de las habilidades duras requeridas. La página web con diversas funcionalidades (comercio electrónico, chat interno, recorrido virtual, entre otros) es la vidriera virtual de la compañía, que se encuentra abierta las 24 horas del día al público del  mundo digital.
    • Finanzas: la gestión y optimización de los flujos de fondo de una empresa son vitales para su funcionamiento y supervivencia. Entre sus funciones se encuentra la realización de pagos, gestión de cobro, colocación de inversiones, obtener financiamiento para las diversas actividades, etc.
    • Hojas de cálculo y similares: el manejo de herramientas gráficas, tablas de cálculo tipo Excel, es indispensable a la hora de postularse para un puesto, ya que son utilizadas para análisis de datos en todas las áreas de una organización.
Bibliografía:
  • Bohlander, George W. y Snell, Scott A. Administración de Recursos Humanos. México: Editorial Thomson. 2007, 14ª Edición.
  • Porter, Michael E. Ser Competitivo. Barcelona: Deusto Editorial. 2008, 9ª Edición.
  • Philip Kotler. Dirección de Mercadotecnia: análisis, planeación, implementación y control. Editorial: Pearson Educación. 2001, 8º Edición.
Citar artículo:
Habilidades laborales (2020). Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/habilidades-laborales/).