blank

Inflación

Aumento, de forma general y sostenida, de los precios de bienes y servicios.

¿Qué es la inflación?

La inflación consiste en el aumento, de forma general y sostenida, de los precios de los bienes y servicios en una economía. 

El término proviene de la palabra latina inflatio, la cual se refiere a la acción de inflar.

La inflación genera una pérdida en el poder adquisitivo de una población, por lo tanto provoca efectos negativos en la economía y los habitantes de una nación.

Causas y consecuencias de la inflación

Causas

Las principales causas que originan la inflación son las siguientes:

  • Demanda: cuando aumenta la demanda pero el sector productivo no está en condiciones para enfrentar el incremento, aumentan los precios.
  • Costos: cuando los costos de producción aumentan, ya sea por una devaluación, crisis económica u otro motivo, los productores se ven obligado a aumentar los precios para mantener su beneficio.
  • Causas sociales o inflación estructural: cuando se advierte acerca de aumentos de precios en un futuro, es posible que los productores resuelven anticiparse a ellos subiendo los precios de sus productos.

Consecuencias

La consecuencia más notoria de la inflación consiste en la pérdida o caída del poder adquisitivo. Esta provoca que, con la misma cantidad de capital o dinero que antes, se obtengan menos bienes y servicios.

De esta manera, la inflación genera crisis económica y pesimismo en la población, ya que el obtener productos se vuelve cada vez más difícil.

En definitiva, cuanto mayor sea la inflación, menos valdrá el dinero o capital.

¿Cómo se mide la inflación?

Fórmula para calcular la inflación

Fórmula para calcular la inflación.

Para medir la inflación se utiliza el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

El IPC refleja el aumento porcentual de la canasta de bienes y servicios en la adquisición habitual. Además, se utiliza para calcular el índice de sueldo real y, en algunas ocasiones, medir la deflación de las cuentas nacionales.

Para construir un IPC se realiza una encuesta acerca de los gastos familiares, a partir de un modelo significativo de toda la población.

El objetivo de dicha encuesta consiste en conocer las circunstancias de la vida familiar: determinar las cantidades, los servicios y los artículos que se consumen, para calcular el precio actual de la canasta familiar.

A esta canasta básica calculada se la divide por el año base a comparar y se la multiplica por 100, y de este resultado se obtiene el IPC.

Tipos de inflación

Existen 3 tipos de inflación: moderada, galopante o hiperinflación.

Inflación moderada

Esta ocurre cuando el aumento de los precios sucede de forma paulatina, por lo que la proporción que la expresa es baja y, por ende, la relación de precios se mantiene medianamente estable.

Mientras se mantenga en estos términos, la inflación moderada no es considerada un problema para la economía.

Inflación galopante

Esta sucede cuando los precios aumentan de 2 a 3 dígitos en un año. Por ejemplo 15%, 20%, 25% anual, y así progresivamente.

Este tipo de inflación puede traer graves consecuencias para la economía de un país si no se toman medidas a tiempo.

Hiperinflación

La hiperinflación es superior a la inflación galopante, ya que consiste en cientos o miles por cientos de aumento anual. De esta manera, la hiperinflación se trata de una grave crisis económica.

Según economistas y varios organismos internacionales, cuando la inflación supera al 50% mensual o el 100% anual, se la considera hiperinflación.

Citar artículo:
Inflación (2018). Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/inflacion/).