Intermediario

Empresa o persona que pone en contacto dos o más agentes interesados en una transacción económica.

¿Qué es un intermediario?

Un intermediario es una empresa o persona que realiza una gestión comercial para comunicar o contactar dos o más agentes interesados en la materialización de un negocio o transacción económica.

Su misión principal consiste en acercar a dos o más sujetos económicos interesados en vender o intercambiar un bien o producto, con la finalidad de concretar el negocio.

Esta actividad es muy importante en el mercado productivo, ya que activa los procesos de comercialización y el flujo de efectivo. Los intermediarios tienen la responsabilidad de ubicar productos y servicios muy especializados para unir los mecanismos de oferta y demanda de los agentes interesados en el mercado.

Por su labor, el intermediario obtiene generalmente una comisión o recompensa.

Esta labor de especialización permite satisfacer los requerimientos y las necesidades de individuos o empresas, a las cuales les resulta complejo ubicar un bien o artículo. De igual manera, facilita la obtención de recursos financieros al agente que los ofrece, concretando efectivamente la gestión comercial.

Características de un intermediario

A continuación se mencionan las principales características de un intermediario:

  • Gestiona el contacto entre la demanda y oferta del mercado.
  • Identifica muy bien los requerimientos de los agentes demandantes para poder solucionarlos.
  • Cobra una comisión o monto porcentual en función de los servicios prestados.
  • Facilita la negociación de productos con baja rotación.
  • Ubica una gran cantidad de productos conforme a sus niveles de especialización.

Tipos de intermediario

A continuación disponemos de los principales tipos de intermediario:

  • Comerciales: actúan en el mercado como un enlace de gestión efectiva entre consumidores y productores. Pueden ser de categoría mayorista o minorista, puesto que conectan a los proveedores de bienes y servicios con el cliente final.
  • Financieros: ejercen la función de enlazar potenciales ahorradores con organismos de inversión, con la finalidad de materializar un portafolio de inversiones.
  • Laborales: participan en la captación y selección de talentos humanos con la finalidad de ser ofrecidos a empresas y organizaciones que requieren sus servicios.
  • Legales: aquellos que actúan como mediadores entre partes en disputa o querella, con el propósito de lograr acuerdos que los beneficien.

Ejemplos de intermediario

A continuación se proponen algunos ejemplos de intermediarios:

  • Un escritorio jurídico que actúa como mediador legal en una demanda de finiquito de prestaciones sociales, entre un trabajador y la empresa en la cual prestó sus servicios.
  • Una empresa de consultoría de Recursos Humanos que capta y selecciona un contador bilingüe para ser ofrecido a una firma internacional de auditoría que solicita ese perfil profesional.
  • Un minorista de productos naturales que distribuye su mercancía a una farmacia local, con la finalidad alcanzar una clientela final.
Bibliografía:
  • Ross Stephen A., Westerfield Randolph W. y Jaffe Jeffrey (2010). Finanzas Corporativas. Enciclopedia General Máster de Negocios. Bresca Editorial, S.L., Barcelona- España.
  • García Martínez Alicia, Ruiz Moya Carmen y Escrivá Monzón Joan (2014). Marketing en la Actividad Comercial. McGraw-Hill/Interamericana de España, S.L. Aravaca (Madrid).
  • Ferguson C.E. y Gould J.P. (1991). Teoría Microeconómica. Fondo de Cultura Económica, S.A. de C.V. México, D.F.
Autor:

Contador público (Universidad de Carabobo). Consultor con más de 20 años de experiencia en el área contable, financiera y administrativa. Especialista en gerencia, finanzas, costos, contabilidad, recursos humanos y administración.

Citar artículo:
Jesús Pacheco (2022). Intermediario. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/intermediario/). Última actualización: enero 2023.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)