Inventario

«Conjunto de bienes muebles e inmuebles pertenecientes a una empresa durante un periodo determinado de tiempo»

¿Qué es un inventario?

El inventario es el conjunto de bienes muebles e inmuebles pertenecientes a una empresa durante un periodo determinado de tiempo. Estos son destinados a la venta, consumo, alquiler o transformación en función del objeto de la empresa.

Desde un punto de vista contable, constituyen un activo corriente, es decir, conforma parte del patrimonio de la organización. Por tanto, pueden ser valorados, ordenados y contabilizados a fin de llevar un control sobre el flujo de dichos bienes.

En consecuencia, un inventario también puede definirse como el registro de las descripciones detalladas y ordenadas de los elementos que conforman el patrimonio de una empresa en un momento determinado.

Características de los inventarios

En el marco empresarial, los inventarios se caracterizan por los aspectos que se describen a continuación:

  • Toda la información pertinente a las mercancías y bienes almacenados deben registrarse, a fin de dar el adecuado seguimiento a las entradas y salidas. Para ello, se cuenta con libros contables y documentos específicos como el Kardex.
  • Los registros realizados deben incluir la descripción detallada de cada uno de los elementos que componen el patrimonio.
  • Todo bien o artículo inventariado debe valorarse empleando las unidades monetarias que corresponda.

Tipos de inventarios

Los inventarios pueden clasificarse de diferentes maneras según se registran, valoran y contabilizan. La clasificación más usual obedece al nivel de terminación de los productos. Esto permite conocer la cantidad de unidades disponibles en cada fase del proceso de fabricación.

Inventario de materias primas

Este se compone de todas las materias primas requeridas para la elaboración de los productos, pero que aún se encuentra en su estado original. Es decir, no han sido sometidos a ningún tipo de procesamiento o transformación.

Inventario de productos en proceso de fabricación

Lo conforman todos los bienes adquiridos que ya han iniciado su transformación. En consecuencia, se encuentran en algún punto del proceso de manufactura, más aún no han sido culminados. Su valoración considera la cantidad de materiales empleados, la mano de obra y gastos de fabricación incurridos hasta ese momento.

Inventario de productos terminados

En este punto los bienes adquiridos ya han atravesado todo el proceso de transformación, y están listos para su comercialización como productos elaborados. Suman así, el coste total de producción en cuanto a materia prima, mano de obra y demás costes de fabricación.

Inventario de suministros de fábrica

En todo proceso de manufactura, existen materiales indispensables en el proceso de transformación, pero que no pueden ser cuantificados con exactitud. Estos son conocidos como suministros de fábrica e influyen en el proceso tanto como lo hace la mano de obra o la materia prima.

Entre los artículos que usualmente constituyen este tipo de inventario destacan pintura, lija, clavos, lubricantes, pegamento, entre otros.

Inventario de mercancías

Este tipo de inventario es propio de las compañías comerciales. Pues, contrario a las empresas de manufactura, éstas compran productos terminados para luego venderlos sin modificarlos ni transformarlos previamente.

En consecuencia, sólo tendrán entradas (compras) y salidas (ventas) sobre un único stock, nombrado comúnmente inventario de mercancías. Aunque en algunos casos, este puede complementarse con inventarios de mercancías en camino o inventarios de mercancías dadas en consignación, por mencionar algunos.

Otros tipos de inventario

Si bien, la clasificación anteriormente descrita es la más empleada por las empresas, es importante tener en cuenta que existen otros tipos de inventarios. Estos, pueden ser igualmente útiles para valorar los stocks de bienes disponibles, optimizar los procesos de logística, entre otros. De acuerdo con esto, podemos mencionar las siguientes clasificaciones:

  • Inventario físico
  • Inventario mínimo
  • Inventario de previsión de tamaño de lote
  • Inventario disponible
  • Inventario en línea
  • Inventario operativo
  • Inventario de seguridad

Importancia del inventario

El inventario o stock desempeña un papel de gran importancia para cualquier negocio. Pues, el buen manejo que se tenga de éste, incide en los siguientes aspectos:

Ámbito Importancia
Clientes Permite optimizar la logística de cara al consumidor.

Reduce los tiempos de entrega y despacho. En consecuencia, se cubre las necesidades del cliente en menor tiempo.

Permite mantener una reserva de inventario para afrontar las fluctuaciones en la demanda.

Proceso productivo Evita se interrumpa el proceso productivo ante la falta de materias primas.

Sirven para equilibrar el flujo de entrada y el de salida.

Son una red de seguridad en momentos de inestabilidad en el suministro de materiales.

Toma de decisiones Los libros y hojas de trabajo facilitan la recopilación de información clave para la gerencia.

Ayudan a predecir el momento exacto en que se debe adquirir nueva materia prima, así como la cantidad precisa.

Permiten establecer un cronograma de producción.

Costos Comprar anticipadamente suaviza el impacto de la inflación en cada compra.

Las compras en grandes cantidades suelen favorecer el coste final con ofertas y descuentos.

Planificar las compras permite buscar con mayor cautela el mejor proveedor.

Citar contenido:
Inventario. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/inventario/).