blank

Jefe

Persona que manda sobre otras.

¿Qué es un jefe?

De acuerdo con el Diccionario Panhispánico de Dudas de la Real Academia Española, un jefe es una persona que manda sobre otras. Puede haber jefes en diferentes contextos, tal como en familias, partidos políticos, asociaciones civiles o en organizaciones empresariales, siendo este último caso el que nos interesa resaltar.

El jefe en una compañía, independientemente del cargo que ostente en la misma, es un individuo que tiene poder o autoridad sobre un grupo donde dirige las labores o actividades. Así, es una persona que conduce o manda a otras, a sus subordinados o subalternos, con compromiso y atribución según un ordenamiento jerárquico determinado.

El objetivo del jefe consiste en definir, decidir y seleccionar las alternativas más adecuadas para el mejor funcionamiento de las áreas bajo su responsabilidad, y así alcanzar los objetivos trazados de la mejor manera posible.

Características de un jefe

En las organizaciones empresariales pueden existir muchas clases de jefes, y estos serán mejores o peores de acuerdo con las cualidades que poseen y muestran en sus trabajos.

En este contexto habría que plantearse, entonces, qué características necesita una persona para poder ser catalogada como un buen jefe, y si bien podría haber diferentes opiniones al respecto, entre las más importantes pueden señalarse las siguientes:

  • Ser un buen guía. Los buenos jefes colaboran con sus subalternos para superar los inconvenientes que se presentan, y los utilizan como puntos de mejora.
  • Capacidad para delegar. Aprender a darle la debida libertad a sus empleados, para que ellos puedan crecer en sus puestos de trabajo.
  • Adecuada comunicación. Una buena cantidad de los problemas que surgen en las compañías, son producto de escasa o falta de comunicación.
  • Actuar como un mentor. Comportarse más como un maestro, antes que como jefe.
  • Dar crédito a sus subordinados. Reconocer la labor de sus trabajadores hace que la confianza de estos aumente.
  • Trabajar en equipo. El trabajo en equipo debe ser el compromiso de todo buen jefe, ya que esto redundará en los mejores resultados.
  • Actuar con justicia. No debe privilegiarse el trato con algún o algunos empleados, en detrimento de otros.
  • Tomar decisiones adecuadas. Un buen jefe destacará si es capaz de tomar decisiones acertadas y oportunas.
  • Enfocarse en buenos resultados. La labor realizada se verá concretada al alcanzar con éxito los objetivos planteados.
  • Colaborar en toda la organización. Los buenos jefes no solo tienen una adecuada relación con las personas que dirigen, sino también con sus pares y otras personas de la empresa.

Tipos de jefe

Los tipos de jefe se pueden clasificar según su forma de actuar al desempeñar sus funciones. En esencia un jefe puede catalogarse según la forma de relacionarse con sus subordinados:

  • Autocrático: un jefe autocrático es coercitivo, ya que está exageradamente enfocado en los resultados y exige más allá de sus límites a sus empleados.
  • Democrático: por su parte, un jefe democrático tiene una visión de equipo y se preocupa por su gente, aunque en oportunidades pudiese caer en el paternalismo.
  • Término medio: la autoridad y la libertad siempre tienen sus fronteras, y entre las categorías de jefe coercitivo y democrático existen sus gradaciones. Ello dependerá de la gama de comportamientos que los jefes opten.

Funciones de un jefe

Como consecuencia de tener personal a su cargo, al desempeñar su rol los jefes deben responder por la actuación de sus colaboradores, por lo cual es importante que conduzcan a su grupo de trabajo convenientemente para así alcanzar las metas propuestas de manera eficaz y eficiente.

A continuación se muestran las principales funciones y responsabilidades de un jefe:

  • Selección de colaboradores: preferiblemente el jefe deberá elegir a sus colaboradores, independientemente de que exista un área de Recursos Humanos que se encargue de los procesos de reclutamiento y selección de personal.
  • Distribución, coordinación y delegación de tareas: los jefes deben distribuir las tareas a llevar a cabo por parte del equipo, y para ello deberán aprender a delegar.
  • Evaluación de su personal: un buen jefe evalúa a sus subordinados de forma oportuna y según los procesos de valoración de desempeño que la compañía haya establecido, teniendo el cuidado de dar la correspondiente retroalimentación.
  • Alentar a sus colaboradores: debe estimular a su equipo de trabajo de forma constante y de la manera más positiva posible.
  • Adiestrar a su equipo: debe asumir el papel de instructor y de capacitador de sus colaboradores, para que estos desarrollen sus conocimientos y competencias.
  • Toma de decisiones: ante situaciones imprevistas o dudas, el jefe es el encargado de la toma de decisiones.

Diferencia y relación con líder

El liderazgo puede entenderse como el conjunto de habilidades directivas que un individuo posee para intervenir en la forma de ser o proceder de las personas, o bien, en un grupo de trabajo determinado, haciendo que este equipo actúe con entusiasmo hacia el logro de sus metas y objetivos. Por su parte, a una persona se la reconoce como líder cuando es capaz de influir sobre los demás, siendo su opinión valorada de manera positiva en el grupo donde interactúa.

El liderazgo es un tema que ha sido estudiado muy ampliamente en el ámbito gerencial, y para lo cual expertos en el tema han planteado condiciones importantes que debe poseer un líder, tales como la influencia, respeto, intuición, apoyo, sacrificio, impulso, magnetismo y conexión.

No necesariamente todos los jefes son siempre líderes, ya que pueden haber sido impuestos dentro de la organización, aunque lo deseable sería que así fuese. Debido a lo anterior, podemos establecer algunas diferencias entre un líder y un jefe:

Líder Jefe
Habilidad para influir. Ocupar una posición de poder.
Convencer con argumento. Imponer criterios.
Generar confianza. Infundir temor.
Impartir órdenes. Enseñar de manera pedagógica.
Irradiar inspiración. Reflejar poder.
Ganar confianza y respeto. Exigir obediencia.
Darle importancia a los procesos. Valorar principalmente los resultados.
Aconsejar a sus colaboradores. Impartir órdenes.
Trabajar en esquemas abiertos. Desenvolverse en esquemas cerrados.
Liderar. Cumplir.
Bibliografía:
  • Diferencia entre un líder y un jefe. Recuperado de blog.adecco.
  • Alles, Martha. ROL DEL JEFE. Cómo ser un buen jefe. Ediciones Gránica Argentina. 2da. ed. Buenos Aires – Argentina. 2009.
  • Maxwell, John. Las 21 Leyes irrefutables del Liderazgo. Grupo Nelson. Nashville – Estados Unidos de América. 2007.
  • Tannenbaum, Robert y Schmidt, Warren. Como elegir un estilo de liderazgo. Clásicos Harvard de la Administración, (volumen 2). Educar Cultural Recreativa Ltda. Bogotá – Colombia. 1986.
Citar artículo:
Jefe (2020). Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/jefe/).