Ley de oferta y demanda

Principio por el cual se basa y sustenta la economía de mercado.

¿Qué es la ley de oferta y demanda?

La ley de oferta y demanda es un principio en el cual se basa y sustenta la economía de mercado (libre competencia). Esta ley explica la relación que existe entre la oferta de mercado de un bien o servicio, y su demanda de mercado, por parte de los consumidores.

La ley expone que dentro de un mercado de competencia perfecta, se buscará un punto de equilibrio entre la oferta y la demanda, un punto en el cual los consumidores estén dispuestos a comprar y los productores obtengan también algún beneficio.

De la ley de oferta y demanda, a su vez, surgen dos leyes individuales:

  • Ley de oferta: la cantidad ofrecida de un producto o servicio se relaciona directamente con su precio. Mientras mayor sea el precio, mayor será la cantidad ofrecida. A un menor precio, menor será la cantidad ofrecida.
  • Ley de demanda: la cantidad demandada por parte de los consumidores se relaciona directamente con el precio del producto o servicio. A menor precio, mayor cantidad demandada. A mayor precio, menor cantidad demandada.
Gráfico de la oferta y la demanda

Gráfico de la ley de oferta y demanda.

Definición de oferta

La oferta es un principio que indica las diversas cantidades de bienes y servicios que los vendedores están dispuestos a distribuir con fines de venta a diferentes precios opcionales durante un intervalo temporal determinado.

Definición de demanda

La demanda es un principio que indica las diversas cantidades de bienes o servicios que los consumidores están dispuestos a adquirir a los diferentes precios opcionales y posibles durante un intervalo temporal determinado.

Este concepto se encuentra compuesto por el anhelo de adquirir productos y por la capacidad de pagar estos mismos, sin embargo, estos dos factores por si solos no determinan nada en los mercados, ya que si un individuo siente el deseo de comprar un determinado bien, pero este no posee los medios adquisitivos para ello, no puede llevar a cabo una acción que afecte la demanda. Mientras que teniendo ambos factores disponibles, este si podría afectar a la demanda, puesto que al tener tanto los deseos, como los medios, entonces sí se puede efectuar una compra, repercutiendo de manera directa a la demanda.

Ejemplos de la ley de oferta y demanda

A continuación se proponen 2 ejemplos para comprender mejor la ley de oferta y demanda.

Oferta

Supongamos que en un negocio de tortas y bebidas, el vendedor se da cuenta de que está vendiendo mucho más de lo que ha producido (cantidad ofrecida). Por lo tanto, al siguiente día realiza más tortas y compra más bebidas para satisfacer al consumidor (demandante).

De la misma manera, el vendedor podría darse cuenta de que no está vendiendo mucho. En tal caso podría hacer un promoción de sus tortas o cambiar el precio de estas, para vender más.

Demanda

Supongamos que el dueño de un supermercado se da cuenta de que determinado producto no se ha vendido, por lo que decide poner su precio mucho más bajo, a pesar de que no le convenga.

Esto se debe a que si el consumidor ve un precio menor, tenderá a comprar más, de la misma manera que si ve un precio muy elevado, tenderá a comprar menos.

Bibliografía:
  • Milton H. Spencer (1993) Economía Contemporánea. (Tercera edición). Editorial Reverte.
  • Flores Estrada, María Aurora y Ramos Valdés, Minerva Evangelina (2007) Microeconomía ejercicios prácticos. (Primera edición). Pearson Educación.

Citar artículo:
Editorial Grudemi (2018). Ley de oferta y demanda. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/ley-de-oferta-y-demanda/). Última actualización: mayo 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)