Icono de diálogo

Licitación

Operación por medio de la cual la administración pública da a conocer el requerimiento de un bien o servicio específico y en donde la contratación del proveedor se realiza a través de una convocatoria.

¿Qué es una licitación?

Una licitación es la operación por medio de la cual la administración pública da a conocer el requerimiento de un bien o servicio específico y en donde la contratación del proveedor se realiza a través de una convocatoria en la cual se identifica la empresa óptima para ejecutar el servicio o suministrar el bien requerido.

La convocatoria se lleva a cabo con unos requisitos determinados en donde las empresas interesadas deben cumplir con los mismos si desean postularse. La información referente a las licitaciones se publica en el perfil de la entidad contratante o esta puede anunciarla en un boletín determinado.

La licitación es uno de los elementos que conforman el proceso de contratación pública, y su importancia radica en la identificación oportuna de las posibles opciones de oferentes que pueden llevar a cabo proyectos determinados de interés general. Dichos proyectos a su vez son financiados directamente por el estado, por lo tanto, la transparencia y la correcta elección de una empresa eficaz tiene un alto nivel de repercusión en el proceso contractual y legal.

Tipos de licitaciones

A continuación, se relacionan los principales tipos de licitaciones:

  • Licitación con publicidad: aquel proceso en el cual se permite que toda aquella empresa que cumpla con los requisitos demandados será tenida en cuenta y podrá participar en la convocatoria.
  • Licitación sin publicidad: aquel proceso en el cual se cita de manera directa a un número determinado de empresas que el estado determina de acuerdo con sus necesidades, por lo tanto, solo dichas empresas podrán presentarse a la convocatoria.

Procedimiento de licitación

A continuación, se relacionan los pasos a seguir para llevar a cabo el proceso de licitación:

  1. El ente contratante identifica las necesidades, para luego determinar el servicio o bienes solicitados, también se preparan las condiciones requeridas que se le otorgaran a los participantes. Estas condiciones mínimas deben acatarse y cumplirse si se desea ser tenido en cuenta en las posteriores fases.
  2. Las condiciones y servicios requeridos se plasman en un documento el cual debe ser claro y entendible para evitar malentendidos con los concursantes. En este documento se tienen en cuenta todos los detalles posibles sobre dicho proyecto, fechas de postulación, lugar, experiencia laboral mínima, etc.
  3. Teniendo en cuenta el documento previamente realizado, se procede a publicitar el proyecto. El proceso de publicación puede hacerse por medios digitales o físicos, tales como: periódicos, panfletos, post en páginas web, anuncios en radio, o dependiendo del tipo de licitación, pueden ser enviados directamente a la empresa convocada.
  4. Una vez recibida la información del concurso, las empresas interesadas proceden a presentar sus ofertas teniendo en cuenta las condiciones establecidas por el ente contratador y ofreciendo ciertos márgenes de garantía.
  5. Con base a todas las postulaciones recibidas, la entidad estudia de manera detallada cada una de las opciones presentadas. Esta labor requiere de un nivel de precisión riguroso, puesto que, al mínimo error el concursante será descalificado automáticamente. Los concursantes que logran pasar este nivel serán tenidos en cuenta en un proceso de análisis posterior en el que se evaluará el contenido de las ofertas, y muchos otros factores determinantes que dependerán de las necesidades requeridas.
  6. Una vez evaluadas y analizadas todas las propuestas presentadas, se procede a determinar qué empresa es la óptima para adjudicarle la contratación. Los postulados cuya oferta no haya sido aceptada serán notificados explicándoles que motivos o circunstancias no les permitieron ganar el proceso. Esta labor de notificación la realiza el ente contratador.

Ejemplos de licitaciones

A continuación, se relacionan algunos ejemplos de licitaciones:

  • La administración pública requiere la construcción de una autopista, por lo tanto, mediante una licitación, publicita dicha solicitud, seguida de una serie de requisitos obligatorios a presentar. En el anuncio el estado especifica toda la información referente a dicho concurso.
  • El estado requiere la construcción de un parque, por ende, mediante una licitación sin publicidad, el estado se encarga de informar sobre los datos respectivos en la solicitud a las empresas seleccionadas. Este documento contiene toda la información referente al concurso.
Bibliografía:
  • Andrés Muñoz Machado. La gestión de calidad total en la administración pública. (Primera edición) Ediciones Diaz Santos. 1999.
  • De la Encarnación Gabin, María Amparo. Administración Pública. (Segunda edición). Editorial Paraninfo. 2009.
  • José Roberto Dromi. La licitación pública. (Primera edición). Editorial Astrea. 1975.
  • José Juan Sánchez González. La administración pública como ciencia (Primera edición). Plaza y Valdés. 2001.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Licitación. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/licitacion/).