«Aquel tipo de marketing que se encarga del desarrollo y realización de las acciones y tácticas»

¿Qué es el marketing operativo?

El marketing operativo, conocido también como marketing táctico, es aquel tipo de marketing que se encarga del desarrollo y realización de las acciones y tácticas. Afecta el volumen de negocio (ventas) y envuelve rentabilidad a corto plazo.

En pocas palabras, el marketing operativo es acción, ejecución y puesta en marcha de planes y estrategias a corto plazo. Por ejemplo, realizar publicidad, promoción, telemarketing, etc.

Características del marketing operativo

Entre las principales características que se le encuentran al marketing operativo se encuentran:

  • Es el tipo de marketing más ligado a crear un volumen de negocio (ventas).
  • Es de carácter práctico, por lo que no se centra en el estudio de mercado.
  • Trabaja en conjunto y como complemento del marketing estratégico.
  • Está ligado a herramientas como el publicidad, mailing, anuncios, telemarketing, etc.
  • Su objetivo es el de generar volumen de venta minimizando los costos.

Acciones del marketing operativo

Las principales acciones o funciones de marketing operativo se pueden resumir de la siguiente manera:

Comunicación Promoción Publicidad
Marketing directo Eventos Servicio post-venta
Ofertas y descuentos Packaging Marketing digital
Canales de distribución Campañas publicitarias Políticas comerciales

Marketing operativo y estratégico

Muchas veces a la hora de hablar del marketing operativo este concepto viene muy relacionado con el marketing estratégico. Sin embargo, estos son dos tipos de marketing diferentes pero que actúan de forma conjunta.

Para empezar a diferenciar estos tipos, hay que tener en cuenta que el marketing operativo es aquel que se encarga de realizar las acciones y desarrollar lo que el marketing estratégico «piensa». Es decir, que el marketing operativo se encarga de las acciones y el estratégico, de la estrategia.

Otro factor a tener en cuenta es que el marketing operativo se enfoca en las acciones a corto plazo, mientras que el estratégico enfoca sus acciones a mediano y largo plazo.

Por último, el marketing táctico u operativo trabaja sobre productos, mientras que el marketing estratégico trabaja sobre resultados.

Ejemplos de marketing operativo

Para entender mejor este concepto veamos los siguientes casos de ejemplo:

  • Una empresa decide realizar un concurso en redes sociales, este tipo de acción forma parte del marketing operativo.
  • El packaging de un determinado producto es realizado por el marketing operativo.
  • La puesta en marcha de una estrategia de marketing derivada del marketing operativo la realiza este.
  • La presencia de una empresa en un evento, como puede ser una exposición, es una acción llevada a cabo por el marketing táctico u operativo.