Metales preciosos

Metales cuyas características propias los hacen más escasos que los demás.

¿Qué son los metales preciosos?

Los metales preciosos son aquellos metales cuyas características propias los hacen más escasos que los demás, por lo tanto, poseen un mayor valor comparándolos con los metales nobles.

Existe una teoría que ayuda a explicar el origen de los metales preciosos en la tierra, la cual expresa que los meteoritos fueron los responsables de haber introducido estos elementos químicos al planeta, por medio de los constantes bombardeos a los que nuestro planeta tierra se enfrentaba en el pasado.

Los metales preciosos son considerados metales muy exclusivos, debido a que no están disponibles en grandes cantidades en la tierra y son muy solicitados en los ámbitos químicos e industriales al no tener niveles elevados de reactividad, lo que les otorga una gran variedad de usos.

En la antigüedad, antes de la implementación de la moneda, se llevaban a cabo intercambios con metales preciosos, como el oro o la plata, posteriormente los metales preciosos se usaban por las entidades financieras con el objetivo de ser resguardado y a su vez emitían billetes que representaban una determinada cantidad de estos metales, sin embargo, este sistema no perduró durante mucho tiempo debido a las complejidades que representaba.

Características de los metales preciosos

A continuación, se relacionan las principales características de los metales preciosos:

  • Son elementos químicos.
  • Por lo general son muy brillantes.
  • Poseen ductilidad debido a sus características.
  • Son menos reactivos que los demás metales.
  • Son muy empleados en la joyería y son percibidos como exclusivos.
  • Son más caros que los demás metales mostrando siempre una tendencia alcista.
  • Son escasos en el planeta tierra.
  • Fueron utilizados como moneda y elemento de intercambio.
  • Suelen utilizarse como inversión para el refugio de ahorros.

Usos de los metales preciosos

A continuación, se relacionan los principales usos de los metales preciosos:

  • Industria joyería: en esta industria se utilizan ampliamente los metales preciosos, debido a que los bienes elaborados con estos son muy demandados por los consumidores al otorgarle a las piezas un factor de exclusividad.
  • Industria farmacéutica: el oro es empleado para el tratamiento de la artritis reumatoide, mezclándose con ciertos elementos y formando inyecciones que ayudan a controlar dicha enfermedad. Algunos otros metales preciosos son usados en la fabricación de aparatos con fines médicos.
  • Industria aeroespacial: en esta industria se emplean metales precisos con el objetivo de construir equipos y aeronaves espaciales.
  • Industria de telefonía móvil: algunos teléfonos móviles emplean los metales preciosos en su fabricación, puesto que sus propiedades electrónicas son superiores a los de los metales nobles.
  • Industria electrónica: esta industria utiliza algunos metales nobles como la plata o el oro para fabricar sus artefactos, ya que las cualidades que presentan le permiten mejorar el funcionamiento o simplemente posibilitarlo. Por ejemplo, los chips de los teléfonos móviles, los cuales contiene pequeñas cantidades de oro.

Ejemplos de metales preciosos

A continuación, se relacionan algunos ejemplos de metales preciosos:

Oro. Plata. Indio.
Rodio. Iridio. Paladio.
Osmio. Platino. Renio.
Rutenio.
Bibliografía:
  • Tuñón Suárez, César (1991) Guía de los metales preciosos. (Primera edición). Ediciones Omega.
  • Casabó, Juan (1975) Manual del joyero: obtención, recuperación y afino de los metales preciosos. (Primera edición). Editorial albatros.
  • (1991) Las joyas y los metales preciosos: consideraciones sobre algunas de sus características y su relación con el seguro. (Primera edición). Relecmap, Campaña de tratamiento y prevención de perdidas.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Metales preciosos. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/metales-preciosos/). Última actualización: junio 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)