Icono de diálogo

Motivación intrínseca

Tendencia o impulso que surge de manera natural desde el interior de un individuo.

¿Qué es la motivación intrínseca?

La motivación intrínseca es la tendencia o el impulso que surge de manera natural desde el interior de un individuo y que se manifiesta como una necesidad de competencia y autodeterminación para alcanzar sus objetivos.

La motivación intrínseca surge voluntariamente del interior de una persona, sin que esta esté influenciada por ningún tipo de factor externo o recompensa, ya que la motivación intrínseca conlleva por sí misma una actividad gratificante para el individuo y está íntimamente ligada a la satisfacción y realización personal.

Los 3 aspectos que inducen la manifestación de la motivación intrínseca son los siguientes:

  • El conocimiento: la motivación por el conocimiento refleja el deseo de un individuo por aprender nuevas destrezas, habilidades o nuevas formas de perfeccionar una actividad.
  • El logro: la motivación por el logro refleja el deseo de superación de una destreza en particular o el placer que surge de alcanzar un objetivo o meta personal.
  • Estímulo de experiencia: la motivación por el estímulo que brinda la experiencia refleja el sentimiento que experimenta un individuo al sentir que tiene el don o la capacidad de desarrollar hábilmente una tarea.

Características de la motivación intrínseca

Las principales características de la motivación intrínseca son las siguientes:

  • Surge del interior del ser, por impulso propio y sin intervención de otras personas u otro agente externo.
  • Se encuentra enfocada en la superación personal, la autorrealización y el desarrollo personal del individuo.
  • Surge de manera autónoma y voluntaria en el individuo.
  • No se encuentra condicionada a la obtención de recompensas o premios.
  • Es operada o accionada por la autodeterminación.

Motivación intrínseca y extrínseca

La motivación intrínseca y extrínseca se relacionan de la siguiente manera:

Motivación intrínseca Motivación extrínseca
Se origina en el ser interior sin la intervención de ningún agente externo. Se origina por motivos o agentes externos diferentes a la motivación interior del individuo.
Persigue la realización, la superación y el desarrollo personal. Persigue el alcance de recompensas o premios externos.
Su accionar se da por la autodeterminación. Su accionar está determinado por otros.
Su meta es la satisfacción interior y la superación. Su meta es la recompensa.
Es voluntaria y autónoma. Es condicionada.

Ejemplos de motivación intrínseca

Algunos ejemplos de motivación intrínseca son los siguientes:

  • La realización de actos altruistas o de solidaridad.
  • El estudio de algún área del conocimiento que nos apasione.
  • Fuerza motivadora que nos impulsa a la realización personal o profesional.
  • Realizar donaciones de ropa o alimentos a personas necesitadas.
  • La práctica de hobbies y pasatiempos.
  • Participación en grupos de voluntariado.
  • La realización de un buen trabajo.
  • Ayudar al prójimo y a las demás personas.
  • Demostrar afecto a las personas que amamos.
  • La ayuda y cooperación comunitaria.
Bibliografía:
  • Anita Woolfolk. Psicología educativa (Novena edición). Editorial Pearson Prentice Hall. 2006.
  • Martínez Guillén María del Carmen. La gestión empresarial: equilibrando objetivos y valores (Primera edición). Editorial Díaz de Santos. 2003.
  • Pérez Fernández Vicente. Procesos psicológicos básicos: un análisis funcional México. Editorial Pearson Prentice Hall. 2005.
  • Cox Richard H. Psicología del deporte: Conceptos y sus aplicaciones (Sexta edición) Editorial Médica Panamericana. 2007.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Motivación intrínseca. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/motivacion-intrinseca/).