blank

Objetivos

Fines últimos que se desean conseguir.

¿Qué son los objetivos?

Los objetivos son aquellos fines últimos que se desean conseguir, dentro de una organización o proyecto, a través de la ejecución de determinadas acciones. 

Establecer los objetivos es una parte imprescindible del proceso de planificación, ya que sirve como guía de acción. Luego, en base a si se concretaron los objetivos, se podrá evaluar el éxito o fracaso del proyecto.

Características de los objetivos

Entre las principales características de los objetivos podemos destacar que:

  • Son medibles: sus cumplimientos o avances deben poder registrarse.
  • Son detallados: deben ser claros y fáciles de entender.
  • Son temporales: tienen una fecha de finalización a corto o largo plazo.
  • Son reales: deben estar al alcance de la organización o individuo que los plantee.
  • Se basan en la acción: deben poder conseguirse a través de acciones concretas.

Tipos de objetivos

Los objetivos pueden clasificarse de la siguiente manera:

Según tiempo Según nivel Según jerarquía Según medición
A corto plazo Generales Estratégicos Cuantitativos
A medio plazo Específicos Tácticos Cualitativos
A largo plazo Operativos

Según el tiempo

Aquellos objetivos caracterizados por el período de tiempo en el cual se deben lograr:

  • Objetivos a corto plazo: a realizarse dentro de 1 y 365 días.
  • Objetivos a medio plazo: a realizarse dentro de 1 y 5 años.
  • Objetivos a largo plazo: a realizarse luego de 5 años.

Según el nivel

Objetivos que se concretan tomando en cuenta si engloban varios aspectos económicos o si se especifican en tiempo, cantidad y ganancias. Dentro de esta clasificación se encuentran:

  1. Objetivos generales: aquellos que son abarcativos y buscan alcanzar la misión y la visión de la organización. Por ejemplo, incrementar las ganancias.
  2. Objetivos específicos: aquellos con menos detalles que buscan acercarse a los objetivos generales. Por ejemplo, aumentar un 10% las ventas para el próximo semestre.

Según la jerarquía

Estos se clasifican según el nivel elitista del objetivo. Son aquellos dirigidos hacia los ejecutivos, los directivos, los trabajadores o algún departamento en específico. Se subdividen en:

  1. Objetivos estratégicos: establecidos para definir el rumbo de la organización por los altos mandos. Suelen ser parte de la planificación estratégica y se aspiran a largo plazo.
  2. Objetivos tácticos: definidos por las áreas técnicas, generalmente a mediano plazo.
  3. Objetivos operativos: definidos, a corto plazo, por el área operativa de una organización.

Según su medición

También es posible clasificar los objetivos según su forma de medirse, ya sea cualitativa o cuantitativa:

  1. Objetivos cuantitativos: aquellos que se establecen en base a números específicos, por ejemplo, aumentar un 10% las ventas. Suelen ser a corto plazo.
  2. Objetivos cualitativos: aquellos que se describen sin hacer uso de números, por ejemplo, aumentar la participación en el mercado, la captación de nuevos clientes, lanzar nuevos productos a la venta, etc. Se establecen a mediano y largo plazo.

Ejemplos de objetivos

A continuación se proponen algunos posibles objetivos de organizaciones:

  • Aumentar, durante el próximo mes, las ventas en un 20%.
  • Contar con más trabajadores después de un año.
  • Incrementar las ventas para el próximo año.
  • Disminuir 5% la ausencia de los trabajadores.
  • Abrir 3 sucursales nuevas en los próximos 6 meses.
  • Aumentar la eficiencia de la producción en un 20%.
Citar contenido:
Objetivos (2018). Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/objetivos/).