“Serie de trabajos y operaciones necesarias que permiten llevar a cabo la producción de un bien o un servicio y al mismo tiempo concretarla.”

El proceso productivo es muy importante para el éxito de la producción de una empresa, ya que vigila cada paso de la fabricación y disminuye los errores.

¿Qué es el Proceso Productivo?

El proceso productivo es una serie de trabajos y operaciones necesarias que permiten llevar a cabo la producción de un bien o un servicio y al mismo tiempo concretarla.

Este tipo de operaciones realizadas ante el proceso productivo son planeadas, dinámicas y consecutivas con el objetivo de mejorar o transformar los insumos y materia prima hasta el punto de hacerlos ideales para la producción.

Características del Proceso Productivo

Las características más notables del proceso productivo son las que se detallan a continuación:

  • El diseño del producto y la tecnología son los elementos más importantes para el proceso productivo.
  • La cantidad del producto es seriamente considerado, ya que dependiendo de esto las estrategias y formas de trabajo cambian.
  • Si el producto es variado requiere un análisis más detallado, pues la demanda y el tiempo de producción influyen directamente en el proceso productivo.
  • Mejora la materia prima, su utilización y la forma de trabajarla.
  • Conlleva un determinado proceso, ya que actúa desde el comienzo de la producción hasta que este es llevado al público.
  • Toma en cuenta las características más llamativas del mercado para de esta manera ajustar la producción a la demanda.

Etapas del  Proceso Productivo

Etapas del proceso productivo

Gráfico representativo de las etapas del proceso productivo.

El proceso productivo goza de varias etapas, que logran su pleno funcionamiento, estas etapas son las siguientes:

Etapa analítica

Esta etapa consiste en reunir toda la materia prima que hará falta para la fabricación.

Para poder lograrlo primero se necesita saber la cantidad de la producción, luego sacar la cuenta de cuánta materia prima se necesita y luego buscar el mejor vendedor.

También, se considera el coste del almacén y del transporte, y  se procede a descomponer la materia prima para comenzar la producción. En esta etapa, es muy importante que el jefe de producción señale el objetivo que debe alcanzar dicha fabricación.

Etapa de síntesis

Se trata de transformar la materia prima (producción) en la producción destinada. También, se observa el proceso de fabricación en cuanto a calidad, a errores cometidos y a etapas superadas.

Esta es una etapa clave, pero lo más importante es que permite corregir o mejorar el trabajo en la misma producción.

Etapa de acondicionamiento

Aquí es donde se adapta y adecua el producto al cliente (procesamiento) y se observan los detalles de la producción, a saber, los objetivos alcanzados o los errores cometidos.

Tipos de Proceso Productivo

Los tipos de proceso productivo son:

  • Producción por lotes: es la que fabrica continuamente una cantidad pequeña de productos idénticos.
  • Producción de bajo pedido: es la que fabrica tan solo un producto a la vez, es decir, que cada producto es diferente.
  • Producción en masa: este es el caso de una empresa que fabrique cientos de productos iguales y sus máquinas están automatizadas.
  • Producción continua: la fábrica produce miles de productos idénticos de forma constante y repetitiva. En esta producción, el flujo de transformación del bien es continua y no se interrumpe.

Ejemplo de Proceso Productivo

Para entender mejor este concepto, analizaremos el proceso productivo de una fábrica de zapatos, que se entiende de la siguiente manera:

Etapa Analítica

  1. Estimar la cantidad de zapatos que se van a fabricar.
  2. Comprar la materia prima.
  3. Transportar los insumos de producción.

Etapa de síntesis

  1. Unir y cortar cada pieza.
  2. Perforar, grabar, foliar y encasquillar las piezas.
  3. Montaje y fijación de las piezas.
  4. Poner la suela al calzado.
  5. Aplicar pigmentación.

Etapa de acondicionamiento

  1. Empaquetar cada par de calzado.
  2. Enviarlos a las zapaterías.
  3. Observar las reacciones del cliente.