blank

Productividad empresarial

Resultado de las acciones que deben llevarse a cabo para alcanzar los objetivos de una empresa.

¿Qué es la productividad empresarial?

La productividad empresarial es el resultado de las acciones que deben llevarse a cabo para alcanzar los objetivos de una empresa, manteniendo un buen clima laboral y teniendo en cuenta los recursos que se invierten para lograrlo.

Para lograr una buena productividad es fundamental una buena gestión empresarial que se apoye en herramientas y técnicas que hagan más eficientes las actividades operativas y de gestión.

Así, la productividad empresarial es importante porque permite conseguir ingresos, crecimiento y posicionamiento empresario. Además promueve la generación y el mantenimiento de las fuentes de trabajo, como recurso fundamental de la actividad empresarial.

Factores que influyen en la productividad empresarial

A continuación se enuncian los principales factores que inciden en el nivel de productividad empresarial.

Externos

Los factores externos que influyen sobre la productividad empresarial pueden ser los siguientes:

  • Legislación del Estado en materia empresarial: el Estado puede intervenir la industria a través de la sanción de leyes que regulen la actividad. Por ejemplo, puede fijar precios máximos obligando a la empresa a vender por debajo de ese valor, lo que le ocasionará problemas económicos por la reducción de margen de ganancia.
  • Variables micro y macroeconómicas: las variables como inflación, tipo de cambio, política salarial, política tributaria, etc., repercuten en la gestión empresarial comprometiendo el equilibrio financiero que necesita la empresa para operar.
  • Avances tecnológicos: los adelantos tecnológicos que optimizan procesos o condiciones productivas son necesarios en una empresa, para mantener o mejorar la gestión empresarial respecto de su competencia.
  • Aumento o disminución de la competencia: la variación del número de empresas del sector industrial incide en el precio y la demanda de los bienes que produce la compañía.
  • Disponibilidad y calidad de recursos de producción: es vital el acceso a materia prima de calidad, necesaria para fabricar los productos de la compañía. Sin embargo, la empresa no puede ejercer el control sobre los proveedores, quienes pueden trasladar sus operaciones a una distancia mayor o limitar la provisión de materiales.

Internos

Los factores internos que influyen sobre la productividad empresarial pueden ser los siguientes:

  • Funcionamiento y mantenimiento de equipos productivos: la suspensión de las actividades productivas pueden ocasionar cuantiosas pérdidas para la empresa, no solo en términos económicos, sino en su relación con clientes.
  • Rotación de personal: una tasa de rotación alta incrementa los costos operativos, dado que deben capacitarse a los nuevos trabajadores que se incorporan a la empresa.
  • Estrategia comercial: este punto es uno de los más importante, dado que una estrategia acertada o desacertada impacta sobre todos los sectores de la empresa (ventas, producción, tesorería, etc.).
  • Relación con proveedores: en tiempos de baja demanda es fundamental llegar a un acuerdo para financiar la adquisición de mercaderías o postergar pagos pendientes.
  • Tasa de reinversión empresarial: el porcentaje de ganancias neta que se re invierte en la compañía es un claro indicador del compromiso con la productividad empresarial.
Bibliografía:
  • Brealey, C. A., Myers, S. A. y Allen, F. Principios de finanzas corporativas. México: Editorial Mc Graw Hill. 2010, 9ª Edición.
  • Productividad. Recuperado de Wikipedia
Citar artículo:
Productividad empresarial (2020). Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/productividad-empresarial/).