«Son entidades legales constituidas por dos o más personas asociadas para desarrollar actividades de comercio»

¿Qué son las sociedades mercantiles?

Las sociedades mercantiles son entidades legales constituidas por dos o más personas asociadas para desarrollar actividades de comercio. Las personas que les componen pueden ser naturales, jurídicas o una combinación de ambos.

Además, se caracterizan por perseguir un propósito común, el cual supone la obtención de lucro. Para ello, los socios aportan un determinado capital que supondrá el patrimonio inicial de la empresa, el cual servirá para conseguir el propósito común.

Por otra parte, la constitución de la sociedad mercantil se establece por medio de un acta o escritura que determina las características de la empresa según los diferentes aspectos señalados en la ley.

Características de las sociedades mercantiles

Entre las principales características de la sociedad anónima destacan las siguientes:

  • Disponen de capacidad jurídica, es decir que son reconocidas como personalidades jurídicas propias y diferentes de quienes la componen. En consecuencia, su actividad está sujeta a derechos y obligaciones fiscales y mercantiles.
  • Su patrimonio puede clasificarse en patrimonio activo, correspondiente a los bienes y derechos. Y patrimonio pasivo constituido por las obligaciones y deudas adquiridas.
  • Son identificadas según una denominación o razón social que le distinguen de las demás en su carácter jurídico e individual.
  • Disponen de una sede principal de negocios, conocida como domicilio fiscal. Puede tener más de una dirección, siempre que todas figuren en el acta constitutiva de la empresa.

Clasificación de las sociedades mercantiles

De acuerdo a la relación entre socios, el grado de responsabilidad, los objetivos y otros aspectos, se identifican varios tipos de sociedades mercantiles, entre los más comunes se encuentran: Sociedad anónima, colectiva, comanditaria y limitada.

Sociedad anónima

Se trata del tipo de sociedad mercantil más utilizada. Divide el capital en acciones que pueden transferirse libremente. Pueden participar un gran número de socios, aunque también admite la figura de sociedades unipersonales. La responsabilidad es limitada en relación al capital aportado.

Sociedad colectiva

Se caracteriza por llevar una denominación que incluye el nombre de uno de los socios seguido de “y Compañía”. No requiere un capital mínimo de constitución, y demanda la gestión directa de la empresa por parte de los socios.

Dado que la responsabilidad es ilimitada, en caso de deudas o pérdidas los socios deben responder con su patrimonio personal. Además, la condición de socio no se puede transmitir libremente.

Sociedad comanditaria

Tiene importantes similitudes con la sociedad colectiva, por ejemplo, no requiere capital mínimo. Sin embargo, diferencia dos tipos de socios según el tipo de responsabilidad y su participación en la gestión de la empresa: colectivo y comanditarios. Se pueden identificar sociedades comanditarias por acciones y sociedades comanditarias simples.

Sociedad limitada o de responsabilidad limitada

Al igual que la sociedad anónima, esta figura goza de gran popularidad. Su principal característica es la limitación sobre el número de socios.

Amerita de un capital mínimo, el cual es dividido en participaciones de igual valor entre los socios. Además, la responsabilidad está limitada al capital de la sociedad, excluyendo el patrimonio personal de quienes le conforman.