“Es un porcentaje de dinero que se obtiene por cada unidad capital que se invierte, es decir, el pago que se hace por usar un monto de dinero y beneficiarse de él”

Cuando se da un préstamo o se recibe, siempre hay que tomar en cuenta los intereses que hay que recibir o pagar, o lo que es lo mismo la tasa de interés.

¿Qué es la tasa de interés?

La tasa de interés es un porcentaje de dinero que se obtiene por cada unidad capital que se invierte, es decir, el pago que se hace por usar un monto de dinero y beneficiarse de él.

En el caso de un crédito, el monto que el deudor tiene que pagar al prestamista por usar el dinero es considerado la tasa de interés.

Y si hablamos de un depósito, el monto de dinero que recibe la empresa o la persona por poner a disposición esa cantidad de dinero es dicha tasa.

Tipos de tasa de interés

A la hora de hablar de tasa de interés, podemos encontrar diferentes tipos existentes en su clasificación, entre las que se encuentran:

  • Nominal: Es el tipo de tasa que más de una vez en el año se capitaliza, es decir, se establece en diferentes períodos.
  • Efectiva: Una vez al año expone el interés nominal, tomando en cuenta la periodicidad con la que se pague. Incluye la capitalización y la reinversión de los intereses.
  • Real: Es una de las más importantes, pues determina de forma específica el interés real que se gana por invertir. Pues la inflación disminuye la capacidad de las compras y así el dinero pierde su valor.
  • Variable: Esta se actualiza mensualmente o trimestralmente en algunos casos.
  • Fija: En este caso la tasa se mantiene fija durante todo el tiempo del préstamo y no hay forma de que varíe.

Características de la tasa de interés

Las características principales de la tasa de interés son las que se encuentran a continuación:

  • Promueve un incentivo ya que con una tasa alta se generan ahorros significativos.
  • Sirve con indicador de la economía de un país.
  • Puede ser fija o puede variar según el tipo de tasa de interés que se utilice.

Ejemplos de la tasa de interés

Algunos ejemplos que ayudan a comprender mejor el significado de la tasa de interés son las siguientes:

  • Pedir un préstamo para financiar la educación de los hijos o alguna enfermedad se debe devolver el préstamo mas la tasa de interés requerida.
  • Una empresa le financia un automóvil a uno de sus trabajadores, el empleado debe pagar el monto del automóvil más el tipo de tasa de interés que se indique.