«Planteamiento desarrollado en la década de 1960 por el profesor Douglas McGregor. Ésta se conforma de dos enfoques extremos sobre la motivación laboral y nivel de participación»

¿Qué es la teoría X y Y de McGregor?

La teoría X y Y es un planteamiento desarrollado en la década de 1960 por el profesor Douglas McGregor. Ésta se conforma de dos enfoques extremos sobre la motivación laboral y nivel de participación. Debido a las características de sus hipótesis, es conocida también como teoría de la participación de McGregor.

Es importante saber que según se tome la postura X o la Y, se podrá adoptar un estilo de gestión específico para liderar a las personas según sus rasgos. Algunas décadas después fue desarrollada una tercera hipótesis, teoría Z, por el estadounidense William Ouchi.

Teoría X

La teoría X coincide con el enfoque tradicional sobre el comportamiento humano, el cual afirma que las personas tienen poca o ninguna motivación en relación al trabajo. En otras palabras, afirma que no les gusta trabajar, característica que atribuye a la naturaleza humana.

En consecuencia, establece la necesidad de emplear un estilo de dirección autoritaria. Pues, considera que estos son la única manera de motivar a los trabajadores hacia el logro de los objetivos de la organización.

Teoría Y

En contraposición a la teoría anterior, McGregor propone la hipótesis Y, donde se plantea un individuo con motivación intrínseca hacia al trabajo. Tiene iniciativa, ambición y muestra entusiasmo ante los desafíos propios del mundo laboral. Supone entonces que es posible conseguir igual satisfacción de una labor que de otros aspectos de la vida.

No obstante, el trabajador precisa de las condiciones correctas para que el trabajo sea una actividad agradable y motivante en sí misma. De esta forma, es posible  integrar los objetivos individuales con los de la organización, por medio de un liderazgo democrático que guíe hacia la conquista de los logros conjuntos.

Diferencias entre la teoría X y la teoría Y

Teoría X Teoría Y
Empleados Son perezosos y no quieren trabajar.

Deben ser forzados y presionados por medio de sanciones y dinero.

Necesitan ser dirigidos y carecen de ambición.

Sólo pueden motivarse a niveles fisiológicos y de seguridad.

Son propensos al trabajo tanto físico como intelectual.

Buscan la satisfacción de alcanzar los objetivos, más allá del dinero.

Pueden lograr grandes resultados por sí solos.

La motivación abarca otros ámbitos de las necesidades humanas como afiliación, reconocimiento y autorrealización.

Organización Debe dar órdenes y sancionar para conseguir que los trabajadores sean eficientes y cumplan sus objetivos. Debe proporcionar el ambiente adecuado para que el deseo de trabajar surja de forma natural y el empleado se sienta motivado a alcanzar las metas propuestas.

Ventajas y desventajas de la teoría X y Y de McGregor

Ventajas

Entre las principales ventajas de la teoría X y Y de McGregor destacan las siguientes:

  • La fusión de las dos teorías permite derivar en una directriz equilibrada en cuanto a control y el nivel de presión y autonomía que recae sobre los empleados.
  • Facilita la integración de las metas de la empresa y las del individuo, al apreciar los diferentes niveles de motivación.
  • Favorece la transición de paradigmas autoritarios hacia otros más humanos, trayendo consigo empresas más productivas y empleados más satisfechos.

Desventajas

En el lado opuesto de la balanza, se encuentran algunas desventajas importantes, tales como:

  • Las teorías X y Y no son funcionales si se aplican individualmente, pues cada una supone un extremo en la gestión de personas.
  • Autores y teorías posteriores han indicado fallas en el enfoque de McGregor.
Quizás también te pueda interesar