Tesorería

División responsable del manejo de todos los recursos monetarios dentro de una organización.

¿Qué es la tesorería?

La tesorería es la división responsable del manejo de todos los recursos monetarios dentro de una organización; es decir, el área en el cual se gestiona el conjunto de recursos económicos.

En este departamento se llevan a cabo las operaciones referentes al flujo de caja, entre ellas la realización de todo tipo de pagos y cobros, gestiones bancarias, transferencias, etc.

Aunque la tesorería y la contabilidad están relacionadas, estas no deben confundirse, ya que presentan notorias diferencias: mientras que en el área de contabilidad se controlan y registran los movimientos previamente realizados referentes a las operaciones económicas de la empresa, en la tesorería se gestionan y realizan los flujos de caja.

En una organización, el flujo de fondos es aquel elemento que refleja el estado financiero, por lo tanto una buena gestión de dichos fondos será imprescindible para garantizar la salud de la empresa.

Características de la tesorería

A continuación se mencionan las principales características de la tesorería:

  • Gestiona el conjunto de recursos monetarios de una organización.
  • Es una de las áreas responsables por el uso de los recursos financieros.
  • Trabaja de forma conjunta con la contabilidad, con la que se relaciona de manera directa.
  • Posee la capacidad de tomar medidas en caso de presentarse determinadas crisis.
  • El control y la oportuna gestión de la tesorería permite anticipar necesidades de caja e identificar posibles desequilibrios financieros.

Funciones de la tesorería

A continuación se describen las principales funciones de la tesorería:

  • Control y planificación de la liquidez: hace referencia a la gestión del flujo de caja de la empresa, para obtener el mayor beneficio a través de un control y seguimiento oportuno.
  • Identificar los riesgos: esta función permite determinar los riesgos de liquidez, con el fin de impedir posibles desequilibrios financieros.
  • Gestión de las necesidades y excedentes a corto plazo: mediante la implementación de diversas estrategias se provee a la organización diversas alternativas ante las necesidades que se pueden presentar. La tesorería, a su vez, debe mantener un margen flexible de efectivo preparado para evitar aquellos problemas imprevistos o cualquier contingencia que pueda presentarse a corto plazo.
  • Optimizar el flujo de fondos con otros departamentos internos: para optimizar el flujo de fondos en la organización, la tesorería se vincula con los otros departamentos; otorgando informes constantes de su gestión, aportando ideas y fortaleciendo las relaciones.
  • Negociaciones bancarias: con el fin de garantizar las mejores opciones, la tesorería se encarga de negociar constantemente con diferentes entidades bancarias, lo cual permite identificar qué alternativas presentan menores gastos y por ende favorecen a la empresa.
Bibliografía:
  • Llorente Pardo Susana (2015) Gestión operativa de tesorería (Primera edición). Ediciones Paraninfo.
  • Fernando Giner de la Fuente, María de los Gil Estallo (2014) Organización de empresas. (Primera edición). ESIC Editorial.
  • Soriano Nuria, López Francisco (2012) La gestión de la tesorería. (Primera edición). Libros de cabecera.
  • Delgado González Susana, Ena Ventura Belén (2008) Contabilidad general y tesorería. (Cuarta edición). Editorial Paraninfo.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Tesorería. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/tesoreria/). Última actualización: marzo 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)