Trabajador

Individuo que se encuentra vinculado con un empleador y ejecuta actividades laborales.

¿Qué es un trabajador?

Un trabajador es un individuo que se encuentra vinculado con un empleador y ejecuta actividades laborales en un puesto de trabajo determinado, es decir, aquel que presta su mano de obra a una persona o empresa.

Los trabajadores ofrecen sus servicios a cambio de una determinada retribución monetaria denominada sueldo, el cual es el principal método de compensación por la prestación de la mano de obra.

La remuneración recibida por los trabajadores es una compensación que promueve el esfuerzo que realizan, puesto que este monto económico les permite garantizar una fuente de ingresos con la cual sostenerse económicamente.

Los trabajadores le otorgan a su vez movimiento a la economía, mediante su aporte en la dinamización de los mercados,  las cadenas productivas y los comercios.

Características de un trabajador

A continuación, se relacionan las principales características de un trabajador:

  • Es una persona o individuo.
  • Lleva a cabo operaciones productivas en un puesto de trabajo determinado.
  • Ejecuta actividades laborales.
  • Ofrece su mano de obra a cambio de una retribución monetaria.
  • La retribución económica que este percibe se conoce como sueldo.
  • Se encuentra subordinado a un empleador determinado.
  • Le otorga movimiento a la economía.
  • Participa en las cadenas productivas.

Tipos de trabajador

A continuación, se relacionan los principales tipos de trabajador:

  • Trabajador formal: aquel que ejerce sus labores bajo la normatividad de la administración pública, es decir, acatando todas las leyes y siendo regulados por un ente legal. Este tipo de trabajador debe pagar impuestos y cuenta con un contrato laboral en el cual se estipula las condiciones de su trabajo y se legaliza el vínculo entre las partes involucradas, es decir, el empleador y el empleado.
  • Trabajador informal: aquel que se encuentra oculto de la administración pública, es decir, ejerce aún funciones de una manera no formalizará o en un ámbito de ilegalidad en determinadas ocasiones. Este tipo de trabajador no cuenta con un contrato laboral que legalice el vínculo laboral con su empleador, por lo tanto, su vínculo se establece mediante una negociación verbal entre las partes.
  • Trabajador independiente: aquel que ejecuta sus actividades laborales de forma autónoma, es decir, no se encuentra subordinado a un empleador que dictamine la manera en la que realiza sus operaciones, por el contrario, este trabajador posee la completa libertad de decisión referente a la forma en la que trabaja, por lo tanto, el peso de la responsabilidad recae sobre este, teniendo en cuenta que cada de decisión que tome lo afectará de forma directa.
  • Trabajador dependiente: aquel cuyas actividades labores dependen directamente de las decisiones que tome su empleador, ya que se encuentra subordinado a este. Este tipo de trabajador presta su mano de obra a un empleador, el cual lo compensa otorgándole una retribución monetaria, debido a esto, el trabajador debe someterse a los órdenes y normas que emita su empleador.

Trabajador y empleador

La relación existente entre el trabajador y empleador radica en la necesidad del empleador de requerir apoyo en su negocio para la realización de las tareas productivas, mediante esta necesidad se logra la vinculación del trabajador, el cual a su vez posee una necesidad monetaria.

Por medio de estas necesidades se vinculan ambas partes, beneficiándose mutuamente y otorgándole cada uno un determinado bien o servicio al otro.

Estas partes se pueden vincular por medio de un contrato laboral, el cual formaliza y legaliza dicho vínculo, o de manera informal, acordando los términos y condiciones de las actividades que deberá realizar el trabajador a través de un acuerdo verbal. Sin importar el tipo de formalidad que emplearon al pactar los términos del contrato, por lo general, terminan acordando una compensación monetaria para el trabajador como pago por prestar su mano de obra, denominada sueldo.

Ejemplos de trabajador

A continuación, se relacionan algunos ejemplos de trabajador:

  • Un contador.
  • Un panadero.
  • Un pescador.
  • Un diseñador gráfico.
  • Un abogado.
  • Un carpintero.
  • Un mecánico.
  • Un chef.
  • Un mesero.
Bibliografía:
  • Villasmil Prieto, Humberto y Carballo Mena, Cesar Augusto (1999) Ley orgánica del trabajado y su reglamento: anotados y concordados. (Cuarta edición). Universidad Católica Andrés.
  • Gonzáles Acedo, José Carlos, Pérez Aroca, Rosario (2021) Formación y orientación laboral. (Octava edición). Editorial Paraninfo.
  • José Archibold de Nicolo (2020) La vida de un negocio. (Primera edición). Paidós empresa colombiana.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2022). Trabajador. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/trabajador/). Última actualización: mayo 2022.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)