Trabajo

Realización de actividades por parte de una persona con el objetivo de obtener un beneficio generalmente económico o de otro tipo.

¿Qué es el trabajo?

El trabajo es la realización de actividades por parte de una persona utilizando sus habilidades manuales e intelectuales en coordinación con la naturaleza, herramientas y la tecnología, con el objetivo de obtener un beneficio generalmente económico o de otro tipo.

Diversos economistas y científicos sociales se topan con un diferentes ideas cuando tratan de distinguir de forma precisa las múltiples definiciones propuestas a lo largo de varias décadas, dado que este concepto abarca muchos factores que se deben tener en cuenta si se desea elaborar una definición única y acertada del mismo. En consecuencia, a continuación, se relacionan algunas definiciones de trabajo, propuestas por figuras muy relevantes en el ámbito económico y político.

Alfred Marshall (1890)

«El trabajo es el esfuerzo de la mente o el cuerpo, realizado de forma parcial o totalmente, con el propósito de obtener algún beneficio diferente a la satisfacción que se deriva directamente del trabajo».

Bohdan Hawryliszyn (1971)

«Debe considerarse como trabajo a toda aquella actividad para cuya realización sea posible, en principio, contratar a otra persona de una preparación semejante, sin que los resultados de dicha actividad varíen».

Karl Marx

«El trabajo es un proceso en el que interviene el ser humano y la naturaleza, de tal forma que primero coordina herramientas propias como los brazos, manos, pies, piernas y cabeza para operar de forma conjunta con la naturaleza, obteniendo dichos recursos de ella y gestionando determinados procesos en los que se convierten lo recursos naturales gracias a la intervención del ser humano. Dándole al trabajo la facultad de convertirse un término esencialmente humano».

Características del trabajo

A continuación, se relacionan las principales características del trabajo:

  • Posee un objetivo específico.
  • Es un proceso en el que interviene el ser humano.
  • El sujeto que lo ejecute proporciona esfuerzo de tipo mental o físico.
  • Otorga satisfacción.
  • Requiere de ciertos conocimientos, destrezas o habilidades para su ejecución.
  • Es un pilar fundamental para cualquier economía.
  • Deriva de procesos trascendentales que oscilan alrededor del ser humano.

Tipos de trabajo

A continuación, se relacionan los principales tipos de trabajo:

  • Trabajo mental: aquel que requiere del esfuerzo intelectual para su ejecución. Este tipo de trabajo se encuentra comprendido por las ideas, conocimientos, y en general los recursos intangibles que resultan del ámbito psíquico.
  • Trabajo físico: aquel que requiere el empleo de la fuerza para su ejecución. Este tipo de trabajo comprende los procesos en los que se ejerce el esfuerzo físico.
  • Trabajo formal: aquel que se lleva a cabo mediante la constancia de un contrato legal o se encuentra bajo el manto de la administración pública o leyes del Estado, mediante la contribución de impuestos y demás factores del aspecto estatal.
  • Trabajo informal: aquel se mantiene oculto de la administración del Estado, es decir, suele estar dentro de un ambiente de ilegalidad o de mercado informal, ya sea por la evasión de impuestos, porque ofrecen bienes de procedencia ilegal, entre otros.
  • Trabajo calificado: aquel que requiere de un determinado grado de conocimientos o destrezas para su ejecución. Por ejemplo, haber cursado estudios terciarios, puesto que el trabajo requiere de los conocimientos de dicha especialización.
  • Trabajo no calificado: aquel que no requiere de un alto grado de conocimientos para su ejecución, es decir, solo necesita de experiencia previa o depende de ciertas habilidades para poderse desarrollar.

Historia del trabajo

El primer registro que se tiene de trabajo se encuentra los artículos de Hammurabi del código de Babilonia, aquí se presenta la relación laboral (amo-siervo) bajo las leyes que protegen el vínculo del trabajo. Sin embargo, se habla del pueblo hebreo a través de la historia, dado que, dentro de su organización social presentaban normas establecidas en dicho territorio, en donde se pagaba al siervo por las actividades que realizaba a su amo. Su sueldo generalmente se encontraba constituido por productos de primera necesidad y en determinadas ocasiones por monedas de oro y plata.

Con el surgimiento de las primeras ciudades, la división del trabajo se hizo más compleja debido a que surgían labores con mayor dificultad, sin embargo, la aparición de herramientas permitía que se desarrollaran de manera más eficiente. A partir de esto nacen los grupos sociales organizados según el oficio, se constituyen jerarquías en donde las actividades consideras inferiores eran las que más requerían fuerza de trabajo (campesinos y comerciantes) y las superiores eran ocupadas por los grupos militares y religiosos.

Posteriormente, se cambia del matriarcado al patriarcado, y en el periodo comunal se dan los primeros propietarios y con esto los inicios del esclavismo. La aparición de la propiedad les permitió a las personas más poderosas acumular grandes riquezas y asimismo, control social con dos grupos: los explotados y los explotadores.

La propiedad se extiende desde los medios de producción hasta las personas, pasando por los esclavos quienes no tenían derechos y eran sometidos mediante golpes para realizar los trabajos que les ordenaba su dueño y solo por el alimento necesario para sobrevivir. Tiempo más tarde, nacen los gremios con la finalidad de obtener protección de los derechos y regulación de las jornadas por parte de las autoridades, estableciendo de igual forma, sus propios acuerdos para no afectar a los demás integrantes. Los gremios más antiguos de los que se tiene registro, son el de Panaderos de Pontoise (1162) y la Hansa Parisina(1121).

Al mismo tiempo que se desarrollaban los gremios, se alzaba la competencia industrial y comercial, este fue el causal en el cambio de las intenciones iniciales en los gremios, la cual inicialmente era la protección de los derechos laborales evolucionando a la defensa los intereses propios. A partir de este punto, aumentaron las limitaciones para ingresar a dichos gremios, incrementando también, la cantidad de personas asalariadas carentes de derechos y protección social.

Durante mucho tiempo los tres sistemas productivos (el taller artesanal, el trabajo a domicilio y el taller manufacturero) se mantuvieron, pero luego ante la aparición de la 1ª revolución industrial se modificó el modelo económico y la organización del trabajo, dado que, al introducir las fábricas y nuevas tecnologías, se multiplicaba la producción y mejoraba su calidad. Para mantener el nuevo sistema era necesario realizar la mayor cantidad posible de productos, pero en el menor tiempo y costo, es decir, aumentar la producción.

Empleo y trabajo

A pesar de ser términos usados de forma similar en la sociedad, el empleo y el trabajo son dos conceptos diferentes que presentan determinadas características que los hacen diferir el uno del otro. Uno de los puntos más relevantes para diferenciar estos conceptos es la remuneración monetaria. Esta característica se presenta de forma obligatoria en el empleo, mientras que no en todos los trabajos se presenta la remuneración económica.

La definición de cada concepto es diferente, puesto que, el trabajo es el esfuerzo mental y físico que aporta una persona para llegar alcanzar un objetivo determinado, pudiendo estar o no retribuido económicamente, mientras que el empleo es el trabajo directo que se ejecuta a fin de ser retribuido monetariamente.

Ejemplos de trabajo

A continuación, se relacionan algunos ejemplos de trabajo:

  • El trabajo que realiza un carpintero se basa en la utilización de piezas de madera para fabricar bienes, empleando diversas herramientas conocimientos y métodos que optimizan sus operaciones.
  • El trabajo de un ingeniero químico se basa en el empleo de diversas ciencias como la matemática, la química, la ingeniería, entre otros, en campos industriales de tipo alimentario, farmacéutica, cosmética, etc.
  • El trabajo de un contador se sintetiza en el empleo de los conocimientos previamente adquiridos, teniendo en cuenta las leyes emitidas por el órgano legislativo en cuanto al tratamiento de la información financiera de una compañía.
  • El trabajo de una niñera se basa en la gestión y ejecución de actividades recreativas y educativas, vigilancia y cuidado de infantes y la preparación de alimentos teniendo en cuenta determinados parámetros establecidos por los tutores de este.
Bibliografía:
  • Marie Jahoda (1987) Empleo y desempleo: un análisis socio-psicológico. (Primera edición). Ediciones Morata.
  • Suzman, James (2021) Trabajo: una historia de como los empleamos el tiempo. (Primera edición). Penguin Random House Grupo Editorial España.
  • Blanchard Francis, Monsalvo Jose M., Romano Ruggiero, Aracil Rafael y otros. (1996) El trabajo en la historia. (Primera edición). Universidad de Salamanca.
Autor:

Contadora pública (CECAR - Corporación Universitaria del Caribe). Especialista en gestión pública (UNAD Colombia). Diplomado en normas contables (Universidad de Colombia). Escritora y redactora con 20 años de experiencia en lectura crítica.

Citar artículo:
Diana Frederick (2022). Trabajo. Recuperado de Enciclopedia Económica (https://enciclopediaeconomica.com/trabajo/). Última actualización: enero 2023.
¡Enlace copiado a portapapeles! :)