«Aquel tipo de variable cuantitativa que puede expresar una cantidad infinita de valores sin importar que sea un valor intermedio»

¿Qué es una variable continua?

Una variable continua es aquel tipo de variable cuantitativa que puede expresar una cantidad infinita de valores sin importar que sea un valor intermedio. Es decir, aquellas variables cuyo valor puede encontrarse entre dos valores exactos, generalmente representados por números decimales.

Esta variable estadística se contrapone a la variable discreta, que solo puede adquirir un valor de un conjunto de números. Una persona tiene un perro, dos camas o tres hijos (variable discreta), pero nunca tendrá dos y medio. Sin embargo, si hablamos de tazas de sal podríamos decir que tenemos una taza y media de sal, que mide 1 metro 82 centímetros o que demora 1:15 horas en entregar un pedido (variable continua).

La variable continua es infinitesimal, y por esto sirve para medir y presentar los valores con mayor exactitud. Además, la variable continua incluye aquellos valores exactos, por ejemplo, una taza de sal o una taza y media de sal.

Ejemplos de variables continuas

Para entender mejor el concepto de las variables cuantitativas continuas veamos los siguientes ejemplos:

  • La longitud de una pieza: un metro y medio (1,5); dos metros y cuarto (2,25): tres metros quince (3,15).
  • La altura de cinco amigos: 1.73, 1.82, 1.77, 1.69, 1.75.
  • El tiempo que demora un repartidor de comida en entregar un pedido: una hora; una hora y cuarto; una hora y media; media hora.
  • El precio de un producto: $23,65; $199,99; $290,60.
  • La distancia entre dos ciudades: 235,5 kilómetros, 65 kilómetros.